La keniana Jemimah Sumgong, vigente campeona olímpica de maratón, fue suspendida durante cuatro años por haber dado positivo en un control antidopaje realizado fuera de competición.

La Agencia Antidopaje de Kenia informó que la sanción, por consumo de Eritropoyetina (EPO), es efectiva a partir del 3 de abril de 2017, lo que impedirá a Jemimah Sumgong revalidar en la cita olímpica de Tokio 2020 el título logrado en los pasados Juegos de Río 2016.

La EPO estimula la formación de eritrocitos, lo que permite un mejor rendimiento en el ejercicio aeróbico.

Es la segunda vez que la atleta es suspendida por dopaje. En 2012 fue sancionada dos años -finalmente uno tras recurso- por la utilización de prednisolone, un esteroide prohibido. Entonces argumentó que provenía de una inyección destinada a curar un problema de cadera.

Sumsong es una antigua compañera de entrenamiento de otra keniana, Rita Jeptoo, ex reina de la disciplina y sancionada por dopaje en 2014.

Jemina se defendió asegurando que se trataba de un tratamiento por embarazo en el que recibió una transfusión sanguínea, pero las alegaciones fueron rechazadas tras no presentar pruebas de las mismas.

La única parte positiva para Jemina Sumgong es que no perderá su título de campeona olímpica. El positivo se produjo casi medio año después de conquista el oro olímpico, por lo que seguirá con ella.

Comentarios

comentarios