Por Paul Dorochenko (Coach Profesional, osteópata, fisioterapeuta y preparador físico que ha trabajado con un número importante de tenistas “top ten” (dentro de los cuales se pueden destacar Sergi Bruguera, Carlos Moyá, Dinara Safina y Roger Federer).

Allyane ha desarrollado un método destinado a los pacientes con trastornos de neuromotricidad. Al hacer trabajar el cerebro con sonidos de baja frecuencia y una forma específica de imagen motora, el método permite recobrar mejores movimientos. La mejora es rápida, duradera y actúa sobre la actividad cerebral y los automatismos motores del sistema nervioso, red compleja de comunicación que controla y coordina todas las partes del cuerpo. El método asocia dos elementos innovadores que condicionan su eficacia:

  • La imagen motora de las sensaciones musculares y articulares que procura el «movimiento correcto» (posición y movimiento del cuerpo, equilibrio y desplazamiento, tensión muscular, fluidez, etcétera).
  • El uso de un generador de sonidos de baja frecuencia: el Alphabox®, núcleo de la innovación y de la patente Allyane, que estimula la memorización y la fijación de estas sensaciones.

Recibida con entusiasmo por los profesionales sanitarios, esta innovación no deja de enriquecerse con el contacto con pacientes que reconocen unánimemente su rendimiento. Los deportistas de alto nivel la usan para perfeccionar sus movimientos siguiendo el mismo principio.

¿En qué consiste? Es un método único de reprogramación neuromotora: basta con imaginar un movimiento preciso del cuerpo para activar las zonas del cerebro que este movimiento acciona cuando lo realizamos realmente. Allyane recurre a esta facultad de la mente humana estimulándola, por una parte, mediante una forma particular de imagen motora y, por la otra, con un generador electroacústico de sonidos de baja frecuencia Alphabox®. Este dispositivo modifica los estados de vigilancia, algo parecido a una sesión de hipnosis terapéutica. Los sonidos facilitan y optimizan el paso del sujeto a modo alfa (este nivel de actividad cerebral corresponde al estado de una persona que cierra los ojos en posición relajada). A este ritmo, los dos hemisferios del cerebro funcionan juntos en armonía. El hemisferio izquierdo del cerebro realiza un trabajo analítico y de reflexión; el hemisferio derecho desarrolla una percepción intuitiva, creativa y global.

La sesión puede durar entre ¾ hora y 2 horas. Cabe destacar que la sesión es un tiempo durante el cual el profesional está dedicado al paciente. Por otra parte, para tener una base objetiva, antes de empezar se definen y se miden los objetivos y al final de la sesión estos mismos objetivos se vuelven a medir para confirmar los logros definidos al inicio de la sesión.

Al contrario de otros métodos, este procedimiento no es invasivo. Además, al estimular el cerebro con sonidos de baja frecuencia y un trabajo original de imagen motora, Allyane ayuda a los pacientes afectados de trastornos de la motricidad a recobrar los movimientos correctos de forma rápida y duradera.  Esta asociación inédita de imagen motora y de estimulación plurisensorial permite que el cerebro memorice el movimiento y lo transforme en programa motor. De ese modo, el automatismo deseado se instala rápidamente, sin necesidad de recurrir a una repetición fastidiosa del movimiento y, a menudo, poco efectiva.

El método Allyane es beneficioso en varios aspectos. Hoy en el deporte, ahorrar tiempo en el deporte actual es una preocupación importante. En efecto, los atletas para seguir siendo competitivos deben cumplir con muchas horas de técnica, de preparación física, de preparación mental, de tratamientos, de prevención de lesiones y descanso. A ese ritmo, es evidente que si puedes ahorrar tiempo en cualquier etapa que sea, hay más tiempo para otras cosas.

Esto permite conseguir un cambio técnico importante en menos de dos horas. Para comparar, y para obtener el mismo resultado con la metodología tradicional de aprendizaje , tendríamos que tener varios días de repeticiones. Por otra parte, con esa misma forma tradicional de aprendizaje, el método ensayo-errores, no estamos seguros que bajo el stress, quede un nuevo patrón motor. Con el método Allyane los cambios técnicos son más estables y durables que con otro método.

Este método está dirigido a todo profesional de la Salud y del deporte que desee incorporar una herramienta novedosa y cuya aplicación presenta resultados efectivos. En el plan de la rehabilitación, este método conviene perfectamente para los problemas motores debidos a traumatismos, trastornos de la marcha, inestabilidad del tobillo, secuelas tras un ictus cerebral (ACV), etc. Como lo sabemos, estas inhibiciones motoras alteran la calidad de vida de las personas que las padecen. De hecho, se cuentan por millones: en Francia por ejemplo, se registran 6.000 esguinces cada día o 1,3 millones de capsulitis (retráctil de hombro) al año y más de 150.000 ictus cerebrales (ACV), más de la mitad de estas personas quedan con secuelas.

Las consecuencias son tan importantes en la vida diaria como para la sociedad en su conjunto. Gracias a los avances de las neurociencias, Allyane propone un método innovador, cuya eficacia rápida y duradera la constatan desde hace años numerosos pacientes, médicos y profesionales sanitarios. En fin, este mismo método conviene de igual forma para los deportistas que quieren mejorar el rendimiento deportivo. ¿Cómo? Modificando de manera rápida y efectiva una postura, un gesto, un movimiento técnico. Asi mismo, el profesional que evoluciona en el ámbito deportivo puede aplicar el método para ayudar al deportista a recuperar de lesiones, permitiendo disminuir significativamente el ausentismo deportivo.

Como evocado anteriormente, el método Allyane puede ser integrado por los profesionales de la salud (kinesiólogos, osteópatas) así como profesionales que acompañan a deportivos (profesores de deporte, preparadores físicos). Digamos que la base para sacar el mejor provecho de este método es tener un conocimiento de las estrategias biomecánicas. De hecho, la invitación va para todo profesional que tenga ya una práctica y pueda medir el resultado que tendrá con este método en comparación a los tratamientos de reeducación clásica que ha llevado a cabo. No se trata de sustituir la practica que se tiene al día de hoy, el método Allyane puede ser complementario para optimizar el beneficio del paciente o deportista.

Comentarios

comentarios