Estamos a pocos días de Copa Davis y en la conferencia de lanzamiento de este evento, Nicolás Massú como capitán entregaba una noticia que hipotéticamente causaba alegría en el mundo del tenis: Marcelo Ríos vuelve al staff técnico del equipo nacional.

Más allá de los detractores y de quienes son disidentes del “chino” por su perfil como persona y referente del tenis, siento que la integración del ex número uno del mundo genera siempre una inestabilidad emocional y enrarece el ambiente a priori. Sin embargo, da la impresión de que siempre viene a sumar.

En este caso, viene a sumar al espectáculo: no hay mucho interés en la serie ante un diezmado Ecuador, estamos en época estival, lo cual llevaba a pensar de que el sentido común era llevar la locación al borde costero, incluso, el cierre potencialmente para el día sábado ahuyentará mucha gente que no podrá ir el viernes por temas laborales y pensaba en el domingo como un buen día para ir al Court Central.

A eso se debe sumar la baja venta de entradas, el tope de fechas con la Fórmula E (3 de febrero) y la transmisión televisiva, lo cual provoca cierta comodidad para quedarse en casa.

Bajo este contexto, la búsqueda de rating e interés nunca está de más y para eso Ríos es experto…más aún si su “contendor” del otro lado de la red es Hans Podlipnik, un tipo correcto, el cual nunca podríamos asociarlo a una polémica, debido a su generosidad y equilibrio a la hora de asumir una situación fuera de los límites de la cancha. Es más, después de esta filtración de audios tan discutida y comentada durante la semana, con frases despectivas, burlas y expresiones atractivas para el tenis – espectáculo, H-Pod trató de bajar el perfil, señalando que “fue una broma. El ‘Chino’ siempre da excelente consejos, es un gran tenista y una gran persona con todo el equipo”.

El tema acá obedece a una situación más de fondo que de forma: ¿Para qué filtrar un audio de este tipo? ¿Cuál es el interés de que la opinión pública sepa del interés ególatra de una persona como Ríos que ni siquiera le interesa la imagen pública? ¿A quién le interesa este tipo de debates y dónde se podría sacar provecho de esto?

Es más: ¿Es coherente pensar que Ríos y Podlipnik convivirían en el equipo nacional si existiera esta supuesta rencilla?

Creo que los audios eran más que nada bromas entre amigos, así lo señala Hans pero eso no significa que el ‘Chino’ no sea capaz de disparar con todo cuando se lo propone:

Hans:“Tengo una mejor idea, ya que estás tan agrandado. Hagamos una exhibición en el Estadio Nacional, tú contra yo. Singles, porque los dos estamos retirados de singles. El que gana se queda con el 100% de toda la plata. Así de fácil. Y llevo a toda la gente a apoyarme a mí”.

Ríos: “Hueón, no puedo conseguir auspiciadores y gente para ir a ver Ríos v/s Agassi y voy a jugar con vo’…Exhibición quería el hueón ¿Cuándo hay jugado en exhibición?… Lamentablemente no podemos hacerlo, no tení ranking, no tení nada ¿Cómo salgo a venderte hueón?”.

A veces hay que tener sentido del espectáculo. Siento que la idea de “calentar” el ambiente no es tan mala, incluso con quienes hoy venderían un buen guión. Ya Lama realizó un infructuoso intento y ahora el round Ríos vs Podlipnik, sería interesante en cancha y tribunas.

Para cerrar una pregunta abierta: ¿A quién apoya en este debate: al deportista integral, solidario, correcto, capaz de negociar incluso de manera equitativa los premios de Copa Davis a diferencia de otro que con el viejo canoso llenó de ceros a la derecha cada cheque que recibió? ¿Usted se queda con el talentoso, el irreverente, el díscolo, el deslenguado y ególatra, que hace bromas por la marca de ropa que utilizan los niños de una fundación o hace gala de su condición física y otros temas frívolos? Dejo la inquietud…

 

Comentarios

comentarios