Daniela Seguel está viviendo un gran presente: Tras decidir en noviembre pasado, radicarse en Barcelona y entrenar con Albert Torras, la “pantera” ha recibido sólo buenas noticias desde el punto de vista tenístico, reafirmadas con su mejor ranking histórico (164° con 364 puntos), subiendo 8 casilleros en la clasificación y rozando el 162º lugar en el escalafón conseguido por Germaine Ohaco en 1982, segunda ubicación más alta para una chilena desde que se estableció el ranking unificado.

Ya hace unas semanas había hecho historia, al conseguir el mejor resultado del tenis femenino chileno en la era Open, luego de alcanzar los cuartos de final del torneo WTA de Bogotá, donde cayó ante la rumana Ana Bogdan (76º) y en su última experiencia en el circuito, llegó a cuartos de final del ITF (US$100.000) de Cagnes Sur Mer, en Francia, en el cual llegó hasta la misma instancia, tras caer por 6-3 y 6-4 ante la sueca Rebecca Peterson (113°).

Hoy, se encuentra en Francia cerrando su participación en la qualy de Roland Garros, tras caer en la primera ronda frente a la búlgara Viktoriya Tomova (138°) por parciales de 6-1 y 6-3 tras una hora y 13 minutos de partido. El cotejo no asomaba nada de fácil para la “Pantera” y la europea así lo demostró al superarla con autoridad en la arcilla parisina.

“Debe ser de los partidos más malos que he hecho este año, lamentablemente me tocó hacerlo acá y no se dio por varias circunstancias, los nervios, me resfrié justo esta semana y estuve con fiebre, y no pude hacer mi mejor tenis. Era un sueño estar en Roland Garros, siempre quise jugar acá”, señaló la tenista nacional post partido.

¿Cómo te iniciaste en este deporte?
“Cuando niña en mi casa en San Joaquín, simulaba jugar tenis en el patio de mi casa con una paleta de ping pong y a los siete años mi papá me regaló de cumpleaños (15 de noviembre) clases en la Escuela de Tenis de la federación en San Miguel, dirigida por luchín Guzmán”.

¿En qué momento decides tomar el deporte como una profesión?
“Recién en mi segundo año en categoría 16 años, salí a jugar al extranjero a la gira Cosat, en la cual quedé Nº1 de Sudamérica y ahí me di a conocer. Con ese resultado clasifiqué a la gira europea, llegando a estar Nº2 después de dos meses de competencia. Luego volví a Chile y jugué el sudamericano, también en categoría 16 años y lo ganamos. Ahí comencé a cimentar mi camino hacia el profesionalismo”.

El pasado lunes 14 de mayo hiciste historia al lograr el mejor ranking de tu carrera ¿qué factores te llevaron ahí y cuáles son tus sentimientos al considerar lo duro que ha sido para ti llegar a ese lugar?
“Es súper lindo y motivante el ir mejorando en el ranking y llegar a la mejor ubicación de mi carrera es importante y es un premio al trabajo realizado durante estos años y la inversión que hice al venir a España y de buscar algo mejor, un cuerpo técnico de elite y lo bueno es que se están dando los resultados”.

¿Qué propones para que Chile sea una potencia deportiva al largo plazo?
“Que por ejemplo al tenis femenino se nos dé más difusión, que las empresas nos apoye un poco más, que hayan más torneos en Chile y lo más importante es que depende de nosotras y cómo nos va en el circuito. Debemos como deportistas tratar de hacer lo mejor posible”.

¿Hasta dónde pretendes y te gustaría llegar?
“Uno de mis objetivos es llegar al grupo de las top 100 y espero lograrlo lo antes posible. El primer paso es agarrar nivel y jugar de igual a igual con estas jugadoras, lo estoy haciendo de a poquito y es el primer objetivo que deseo cumplir”.

Comentarios

comentarios