Un evento que fue más allá de los límites de la cancha, realizaron Futuros para el Tenis (FPT) y la Rama de Tenis del Stade Francais, en la cual resaltaron valores como el esfuerzo, compañerismo, perseverancia y ganas de salir adelante.

Quienes dieron vida a esta actividad fueron un grupo de chicos y profesores de la fundación y los jugadores Cristóbal Saavedra, Juan Carlos Sáez, Víctor Núñez y Ricardo Urzúa, quienes realizaron una clínica de tenis y una exhibición de dobles, donde estos cuatro tenistas, pertenecientes al “Team Tecnifibre” de Full Tenis, demostraron sus cualidades técnicas y ofrecieron un partido de gran nivel y calidad, que disfrutaron los asistentes al court central de este recinto deportivo.

“Siempre es bueno recordar las raíces y aportar con un granito de arena”, reconoció Ricardo Urzúa; Juanka Sáez dio las “gracias por la invitación y feliz de ayudar a los chicos”, por su parte, Cristóbal Saavedra manifestó su “compromiso permanente con FPT”, mientras que Vitoco Núñez complementó que fue “una linda experiencia jugar un doblecito y clínica de exhibición para los niños”.

 

Desde lo organizativo, el presidente de la Rama de Tenis del Stade Francais, Iván Navarro, destacó el trabajo de la fundación y de su presidente Hans Podlipnik, en el sentido de que “los niños tengan acceso a oportunidades. Nosotros estamos siempre dispuestos a apoyar iniciativas como ésta, que ha demostrado un lindo trabajo social, pero necesitan ir mucho más allá y crecer para entregarles una mejor calidad de vida. Debemos sentirnos identificados al ver a este equipo humano”.

Por su parte, el director de Futuros para el Tenis, Richard Quintana, junto con agradecer el apoyo del Stade, señaló que es importante la campaña de captación de socios para “que seamos sustentables y este proyecto salga adelante. Aprovecho la oportunidad para dar las gracias por el aporte de quienes nos ayudan a sumar y así podamos recibir más niños. Espero se pongan la mano en el corazón y puedan aportar”.

Quien también apoya activamente en esta iniciativa es Antonio Carreño, quien a raíz del entusiasmo de los niños recordó su llegada desde Parral a Santiago para buscar nuevos horizontes laborales y de vida: “Partí en la población Santa Adriana y recuerdo los comienzos de Futuros para el Tenis, cuando ni siquiera habían canchas y todo era un sueño. Hoy puedo apreciar con mucha felicidad cómo han crecido y se proyectan como una fundación que será un referente en lo que respecta al modelo de deporte y educación. Como Full Tenis siempre estaremos dispuestos a apoyarlos”.

En el cierre Juan Carlos Sáez hizo dos importantes donaciones: un curso de inglés para el integrante de FPT, Diego Neira y poleras de tenis autografiadas para la fundación.

Comentarios

comentarios