De infarto, así se puede catalogar el duelo en el que la selección nacional de balonmano derrotó a Groenlandia por 39-36 en el Panamericano que se  desarrolló en Nuuk, y logró la clasificación al Mundial de la especialidad.

Los dirigidos por el español Mateo Garralda venían de caer en las semifinales ante Brasil 24-34 y ahora enfrentaban a los locales por el paso al Mundial que se desarrollará en Dinamarca y Alemania  entre el 9 y el 27 de enero próximo

Chile y Groenlandia tuvieron un disputado encuentro a estadio lleno donde a falta de cuatro minutos estaban empatados 29-29. Sin embargo, cuando se acercaba la victoria nacional, lo locales empataron el partido desatando la locura en las tribunas.

En el tiempo extra los nacionales despertaron y lograron ponerse arriba 36-33 en los primeros cinco minutos de alargue pero luego aumentar la cuenta 39-36.

Así, la selección nacional se une Argentina (campeona) y Brasil, que accedieron a la final, como los tres países clasificados del continente en la cita mundialera. De paso, lograron la quinta clasificación consecutiva.

El Balonmano chileno, clasificó por quinta vez consecutiva al Mundial

 “Estamos muy contentos, porque no fue fácil vencer al local, con su gente. En resumen, perdimos con Argentina y Brasil en el torneo, que son el campeón y subcampeón y nos encontraremos con ellos allá nuevamente”, dijo Erwin Feuchtmann, seleccionado nacional que milita en el club Gummersbach de la Bundesliga alemana.

La voz del capitán

Otra de las figuras de Chile fue el capitán Marco Oneto, jugador del Albatro Siracusa de la liga italiana y festejó con todo esta nueva clasificación mundialista. El múltiple campeón, le dedicó el triunfo a los que los apoyaron y en especial a su padre

Comentarios

comentarios