Eliana Busch, destacada nadadora Master nacional de 83 años, viaja este miércoles con destino a Orlando, Estados Unidos, para participar en el Campeonato Panamericano de la categoría, cita en la cual nadará 400 y 800 Metros Libres, 200 Metros Espalda, 200 Metros Pecho y 200 Metros Combinados. Pruebas que se llevarán a cabo entre el 28 de julio y el 4 de agosto.

La deportista  viñamarina  visitó las oficinas del Comité Olímpico de Chile, en donde fue recibida por el Vicepresidente del COCH, Aquiles Gómez.

“Mi intención es agradecer al Comité Olímpico por todo su apoyo, gracias a ellos tengo todo resuelto. Entiendo que es primera vez que lo hacen para una deportista master, por lo que estoy más agradecida, y a la vez es una mayor responsabilidad”, comentó.

Eliana Busch tiene 83 años y es deportista a tiempo completo, entrena todos los días nadando entre 2.000 y 3.000 metros en la Piscina Municipal de Viña del Mar. Es campeona nacional y sudamericana, además de tener dos medallas de bronce a nivel mundial conseguidas el año pasado en  Budapest (200 metros combinados y 400 metros libres).

Una campeona desaprovechada

Eliana Busch fue campeona nacional chilena con apenas 13 años y según comentó a Revista Sin Límites, “tenía todos los récords de Chile“.

Recuerdo que en una competencia tuve que competir con una brasileña de 30 años que había sido finalista del Mundial de Natación de la época. Yo era la campeona de Chile de todas las edades (13 años), nunca le tomé el peso y no me daba cuenta de la importancia que eso tenía. Ahora lo miro a distancia y detenidamente, era un fenómeno, pero un fenómeno no aprovechado, la federación no me aprovechó y no me ayudó” señala la nadadora que abandonó la natación al casarse a los 19 años.

Me case con un oficial de caballería (equitador), empecé a practicar equitación y obtuve grandes logros, conseguí ser campeona de Chile en salto en el año 1965“.

Desde 2016, con 81 años, retomó la natación, primero en Chile, y luego participó de un Sudamericano donde obtuvo grandes resultados, ahí se dio cuenta que  tenía tiempos para pelear finales mundiales. Así tras buscar apoyo y entrenar hasta  15 mil metros semanales, llegaron sus bronces en Budapest 2017. Ahora, va por todo en Orlando.

 

Comentarios

comentarios