El chileno Pedro Ferreira ganó este sábado el Downhill Challenge Medellín (descenso urbano), un evento que trajo adrenalina, pasión y aventura a la Comuna 13, escenario que exhibió su transformación entre las espectaculares maniobras de ciclistas de once países.

Fueron 26 los riders que descendieron a gran velocidad por las estrechas calles de esta barriada popular, en donde nuestro Pedro Ferreira, impregnado por la mística de un espacio que respira resiliencia,  se quedó con la victoria al marcar 3’49”79 milésimas en completar los 2.274 metros del recorrido, que recibió el reconocimiento de los Guinness World Records como la carrera de ciclismo en downhill urbano más larga del mundo.

Es increíble poder ganar en una pista con récord. Vencí a corredores de nivel mundial y estoy contento por sacar la cara por Sudamérica”, dijo a EFE el competidor chileno.

Para él, la Comuna 13 resultó apta para un descenso urbano “de calidad” luego de pasar por sectores como El Corazón, Nuevos Conquistadores y 20 de Julio, entre otros.

“La pista estuvo muy completa. Tuvo de todo, zonas rápidas y trabadas, además de otras de pedaleo”, opinó Ferreira.

Lejos los favoritos

Tras Ferreira, el segundo lugar fue para el francés Adrien Loron con 3’50”83, seguido por el británico Bernard Kerr, quien paró el cronómetro en 3’50”87 tras cumplir una prueba vibrante que estuvo avivada por la agrupación Son Batá, integrada por jóvenes de la comuna que con música escaparon de la violencia

El recorrido, que obligó a los deportistas extremos a superar obstáculos y a realizar sus mejores trucos, no les permitió brillar al británico Patrick Robinson y al estadounidense Nicholi Rogatkin, que partieron como favoritos y terminaron en los puestos 14 y 16, respectivamente.

Comentarios

comentarios