Un momento espectacular es el que vive  la nadadora chilena Bárbara Hernández. La Sirena del Hielo se quedó con tres medallas en el circuito mundial de nado en aguas gélidas de Murmansk, en Rusia, dando nuevamente muestras de que es una de las mejores exponentes de esta disciplina a nivel mundial.

La “sirena de hielo” se quedó con el triunfo en la prueba de 500 metros libres, subiéndose a lo más alto del podio.

En tanto, logró medalla de plata en su primer kilómetro bajo cero y en los 50 metros mariposa. Por su parte, en los 100 y 50 metros pecho se colgó las preseas de bronce, algo que repitió en los 50 metros libres.

“Es muy difícil explicarles qué se siente. Sí o sí esta agua casi congelada es el ejercicio más desafiante del ‘aquí y el ahora’ y uno de los lugares que definitivamente más amo en el mundo. De forma concreta decides no abandonarte y presionar y presionar más allá de tus propios límite”, escribió la destacada deportista en sus redes sociales.

Mas objetivos

Cabe señalar que estos resultados sirven como apronte para los desafíos que Bárbara Hernández se trazó para este año, donde destaca su sueño de nadar los siete océanos a lo largo y ancho del planeta tierra. El próximo objetivo será la última fecha del circuito mundial, nuevamente en Rusia. Ahora viajará a Finlandia para prepararse con miras al evento.

 

Comentarios

comentarios