Tras el retiro de Rafael Nadal, en la semifinal de ayer, el actual número uno del mundo Novak Djokovic, encontró inesperadamente el camino libre y venció en la final del Masters 1.000 de París-Bercy, al canadiense Denis Shapovalov, con parciales de 6-3 y 6-4.

Con este victoria logra su quinto torneo en París Bercy, después de vencer los años 2009, 2013, 2014 y 2015 y además consigue su Máster 34, quedando sólo a uno de Rafael Nadal.

Precisamente será el español quién aparecerá mañana como número uno del ranking ATP,  definiéndose todo en el próximo Master de Londres, donde existe la incertidumbre de si el español se podrá presentar luego de la lesión sufrida antes de comenzar la semifinal con Shapovalov.

Un día antes de ceder el número 1 del mundo a Nadal tras 52 semanas en el trono del ránking, Djokovic sumó su quinto trofeo en un año en el que ha ganado dos Grand Slams,  Australia y Wimbledon, y dos Másters 1.000, Madrid y París, además del torneo de Tokio de hace un mes.

El serbio necesita ganar junto al Támesis y que el español no alcance la final para acabar el año como número 1 del mundo por sexta temporada, con lo que igualaría un récord que todavía conserva el legendario Pete Sampras.

De no conseguirlo, Nadal acabaría por quinta vez en el año en la primera posición del ránking, una temporada en la que el mallorquí se ha apuntado dos Grand Slams, Roland Garros y el Abierto de Estados Unidos, y dos Masters 1.000, Roma y Montreal.

Un año después de haber perdido la final de París contra el ruso Karen Khachanov, Djokovic afianzó su condición de tenista más laureado en el torneo bajo techo a orillas del Sena, al imponerse de forma fácil en su final número 50 de un Masters 1.000.

El serbio sumó su título 77, igualando al estadounidense John McEnroe, solo superado por los 109 de Jimmy Connors, los 103 de Roger Federer, los 94 de Ivan Lendl y los 84 de Nadal.

En la final de dobles, la alegría fue para los locales. No habían ganado ningún Masters 1000 esta temporada y que mejor lugar para cumplir esa tarea que en casa, en París-Bercy.

Nicolas Mahut y Pierre-Hugues Herbert se impusieron este domingo a Karen Khachanov y Andrey Rublev  por 6-4 y 6-1 en una hora y tres minutos, para recuperar la sonrisa en una pareja que no ganaba trofeos desde el mes de enero.

El triunfo les permitirá estar un año más en Londres, agarrando el último billete que faltaba por repartir para el torneo de maestros en duplas.