Tras el final de la fase de grupos de la Copa Libertadores, hacemos un repaso a la actuación de los equipos nacionales. Por el grupo A, Palestino logró una importante clasificación a la Copa Sudamericana tras vencer como visita a Alianza Lima.

El equipo peruano llegaba a la última fecha de la etapa de grupos con escasas opciones de clasificar a Copa Sudamericana ya que debía ganar por 5 goles de diferencia. Las ilusiones peruanas comenzaban a hacerse realidad cuando Tomás Costa remató al arco de Ignacio González, quien falló al intentar controlar el balón. Era el 1 a 0 de los locales, quienes debían seguir bregando para lograr la hazaña.

Sin embargo, Alianza Lima se replegó y Palestino aprovechó los espacios para lograr la paridad con gol de Renato Tarifeño a 9 minutos del descanso. Las ilusiones en Lima comenzaban a esfumarse.

En el complemento, Alianza Lima mostró todos sus ripios y el cuadro de Basay se puso en ventaja, nuevamente a través del ex Coquimbo Unido tras gran jugada entre César Cortés y Luis Jiménez. El portero Ignacio González se redimió del grueso error cometido en la etapa inicial y fue buena figura ante las intentonas de un desesperado equipo “Intimo”.

Merecido triunfo de Palestino, equipo que pese a no continuar en Copa Libertadores mostró interesantes pasajes en la fase de grupos y en las fases previas. Logró complicar al mismo River Plate en Buenos Aires, y pese a caer le hizo un gran partido al Inter de Porto Alegre en Brasil. Bien por Palestino, equipo que se une a Unión La Calera y a la Unión Española en la aventura Sudamericana.

Por el grupo H, no la tenía fácil Universidad Católica pues dependía de un triunfo para avanzar a octavos de final de Copa Libertadores. Más allá del resultado final del partido que favoreció al elenco brasileño, llamó la atención el mal juego exhibido por el cuadro cruzado.

Desde el inicio, Gremio mostró una gran actitud presionando al cuadro de Quinteros y teniendo la posesión del balón. Católica se mostraba replegada, timorata y no parecía un equipo que necesitaba imperiosamente los 3 puntos para avanzar. Quinteros apostó en ofensiva por Riascos en solitario, y fue el único que pasaba la mitad de la cancha hacia terreno rival.

Con la actitud mostrada por los cruzados, era difícil esperar una clasificación a la siguiente fase, y sólo fue cosa de tiempo para que Gremio abriera el marcador a través de Alisson con un remate suave y cruzado al arco de Dituro. Tibiamente reaccionó la “UC”, y tras una falla del portero Paulo Víctor, Aued pudo marcar el empate pero desvió.

En el complemento no se vio una reacción de  Católica. Por el contrario, Gremio aumentó el marcador a 15 minutos del final con gol de Thaciano en la boca del arco. Alisson y Everton fueron un dolor de cabeza para la visita, aunque cabe señalar que Gremio en ningún momento vio amagada su clasificación. En los cruzados, destacar la buena actuación del portero Dituro.

Premio de consuelo para Universidad Católica será el disputar la Copa Sudamericana. Es de esperar que el equipo chileno afronte dicho torneo con otra actitud, ya que en el Arena Gremio se vio un equipo cruzado sin fútbol ni ambición.

Por último, en el grupo C, la Universidad de Concepción se llevó la peor parte y quedó eliminada de toda competencia internacional, tras caer ante Godoy Cruz en Mendoza. Desde el inicio del partido, los locales insinuaron más y tuvieron algunas ocasiones, aunque sin mostrar un gran fútbol. Antes de la media hora, Ángel González ponía el 1 a 0, que a la postre sería el único tanto del partido.

Con posesión del balón pero sin crear peligro al portero local Roberto Ramírez, la Universidad de Concepción intentó tímidamente llegar al empate. Al final, el cuadro de Bozán no logró su objetivo, y el impensado triunfo de los peruanos de Sporting Cristal en Asunción, sepultó toda esperanza penquista de seguir en competencia internacional.

Con los resultados de la semana, el fútbol chileno, una vez más, dice adiós al sueño de la Libertadores.