Penúltima jornada en China y el circuito de la ATP ve como los jóvenes definitivamente quieren demostrar que el recambio ya llegó y dos de ellos festejaron en semifinales, para buscar este domingo el título.

Por una parte, el alemán Alexander Zverev ganó este sábado al italiano Matteo Berrettini en las semifinales del Masters 1000 de Shanghai por 6-3 y 6-4 y se enfrentará en la final contra el ruso Daniil Medvedev. El sexto mejor tenista del mundo no tuvo problemas para vencer al italiano, número 13 en el ranking de la ATP, y solo necesitó 67 minutos y dos sets para deshacerse de él.

El alemán mantuvo su superioridad desde el principio y logró romperle el saque a Berrettini en el noveno punto y ganar una ventaja suficiente para llevarse el parcial.Aunque el segundo set arrancó más igualado, Zverev volvió a hacer lo propio en el noveno punto, que le bastó para adjudicarse el partido.

El alemán se enfrentará este domingo en la final contra el número cuatro del mundo, el ruso Daniil Medvedev, quien logró vencer en el otro partido de semifinales al griego Stefanos Tsitsipas, séptimo del mundo, por 7-6(5) y 7-5.

Ambos jugadores se han encontrado en cuatro ocasiones, con pleno de victorias para el alemán. Sin embargo, el ruso está viviendo uno de los momentos más brillantes de su carrera, mientras que 2019 no está siendo el año del alemán.

Después de un 2018 triunfal donde logró ganar el torneo de Munich, el Masters 1000 de Madrid, el torneo de Washington y las Nitto ATP Finals que reúnen a los ocho mejores tenistas del mundo, el Zverev está realizando una temporada irregular, con 37 victorias y 20 derrotas. Solo ha ganado este año el torneo de Ginebra.

Aunque viene de eliminar al número tres del mundo, el suizo Roger Federer, que cayó en los cuartos de final unas horas después de que cayera también el número uno, el serbio Novak Djokovic.

Pese a que Berrettini se despide de Shanghái su llegada a semifinales certifica que está viviendo una de sus mejores temporadas, con tres títulos en su carrera, dos de ellos conseguidos este año, Stuttgart y Budapest, y el logro de haber jugado por primera vez una semifinal de Grand Slam, el US Open.