Octava jornada del campeonato mundial de Rusia 2018 y ahora son cuatro son clasificados a octavos de final, y para Sudamérica, un jueves negro con Perú eliminado y Argentina humillada y con un pier afuera del torneo. Repasemos la jornada.

Grupo C: Dinamarca cerca de octavos de final tras el empate contra Australia.

Australia empató uno a uno ante la selección danesa, empate que deja a los nórdicos muy cerca de octavos de final y a los australianos con una leve posibilidad de superar la fase de grupos. Si ante Perú, Dinamarca ya dió pistas de que algo no iba bien en el equipo, contra Australia, los confirmaron que, por el momento, su único respaldo es la excelente racha de diecisiete encuentros sin derrotas, que puede no ser suficiente para entrar en octavos.

Porque, el equipo de AgeHareide no encuentra continuidad a su juego y eso le crea problemas. Tuvo contra las cuerdas a Australia, con 20 minutos intensos en los que se adelantó en el marcador y creó posteriormente otras ocasiones, pero luego, pareció dormirse, entregó el centro del campo a los “socceroos” y llegó al descanso con el marcador igualado.

Dinamarca quedó en ventaja a los 7 minutos, cuando NicolaiJorgensen asistió con un precioso pase a Christian Eriksen para que la estrella danesa fusilara de media volea.

El propio Jorgensen, de cabeza, pudo ampliar el marcador, pero fue Australia la que logró el empate en los pies de su goleador Jedinak, con un penal señalado por Mateu Lahoz a instancias del VAR. El juez español cambió de opinión después de ver en las imágenes la mano de YuraryPoulsen (quien también cometió el penal ante Perú y se perderá el próximo partido por acumulación de amonestaciones).

No mejoró el equipo de Hareide en el segundo tiempo y, aunque pudo marcar en un par de ocasiones del céltico PioneSisto, quedó demasiados minutos a merced de una selección australiana que cada vez creyó más en la victoria.

AaronMooy, Tom Rogic, Arzani y Leckie pusieron en apuros a Schmeichel ante un equipo danés cada vez más nervioso, que llegará a la última jornada con cuatro puntos, pero con un juego que no logra convencer. Australia, mientras, sigue viva con un punto que parece mínimo, y jugará su opción frente al eliminado Perú, a quienes debe ganar y esperar que Francia derrote a los daneses.

Grupo C: Un gol de Mbappé clasifica a Francia y elimina a Perú

Francia se clasificó a octavos de final tras ganar a Perú, que cae eliminada, con un único gol de Mbappé (1-0). Los de Deschamps consiguieron la victoria con un gol del jugador del PSG en el primer tiempo y que la selección peruana no consiguió remontar.

Ambas selecciones se enfrentaban a un partido decisivo desde extremos opuestos. Si Francia ganaba, estaba clasificada para octavos. Por otro lado, Perú debía evitar la derrota a toda costa si quería mantener sus posibilidades.Perú empezó con los intentos de Carrillo, sin embargo, a Francia no le costó demasiado engancharse en el partido y Griezmann comenzó a amenazar el arco de PedroGallese. Al intento del “principito” se sumó un remate de cabeza de Varane y otro disparo de Pogba.

Tanto ataque galo empezó a poner nerviosos a los peruanos mientras que los franceses se venían arriba. Guerrero vio la primera amarilla del partido por tocar en la cara a Umtiti.

Pero Perú no daba nada por vencido y un remate rasante de Guerrero pudo abrir el marcador, pero Lloris reaccionó rápido. Los peruanos estaban creando más juego y dominando el balón, pero los de Deschamps hacían más daño arriba.

En una mala acción de la zaga peruana, Giraud atrapó un balón que disparó en un mano a mano frente a Gallese. El guardameta interceptó el tiro, pero el rechazo fue administrado por Mbappé quien abrió el marcador para los galos.

El primer gol no fue suficiente para una Francia muy superior y los ataques a la portería peruana continuaron. Griezmann le cedió una oportunidad a su compañero Lucas Hernández y éste disparó, pero de nuevo, Gallese estaba bien ubicado.

En la segunda etapa, Umtiti tuvo que abandonar el partido por lesión muscular tras un choque con Farfán. Aquino protagonizó el mejor disparo del partido, pero desgraciadamente para Perú el balón dio en el palo.

Francia intentaba no perder el balón ante una Perú que no tenía nada que perder. Las mejores oportunidades de los de Gareca eran disparos desde fuera del área; un zapatazo de Carrillo se fue por arriba del travesaño y otro de Advíncula se fue cercadel larguero.

Con la cuenta atrás encima, Perú seguía intentando encontrar el gol que podía salvarles. Una muy incómoda Francia aguantaba el aluvión de los peruanos. A punto estuvieron de poner el empate cuando Farfán remató un balón pero no pudo dirigirlo correctamente y este dio en el lateral de la red. Perú, acusando cansancio, seguía amenazando a los galos, que se centraban más en defender. Deschamps dejó de buscar el gol y sacó a su estrella, Mbappé por Dembélé y a Griezmann por Fekir. El jugador del Barcelona estuvo a punto de aumentar las distancias con un tiro rasante que se le desvió demasiado.

En los últimos minutos, con energías renovadas, ambos equipos buscaban el gol que lo decidiría todo. Los cuatro minutos de prórroga no fueron suficientes para Perú que da la sensación de merecer más de lo que obtuvo. Con el único gol de Mbappé, la participación de Perú en el Mundial encontró su fin.

Grupo D: Argentina al borde del abismo.

Se avecina un drama nacional en Argentina. La derrota de hoy jueves ante Croacia en su segundo partido del Mundial los deja con un pie y medio fuera de los octavos de final. Cayó la Albiceleste de forma estrepitosa, con un error monumental de Willy Caballero y con un Messi eclipsado por la presión con la que juega y vive este equipo de Sampaoli que ahora depende de un auténtico milagro para no volver a casa antes de lo que todos los argentinos esperaban.

Después del tropiezo ante Islandia, Sampaoli cambió el dibujo y puso una defensa de tres con dos jugadores largos en las bandas como Salvio y Acuña. Enzo Pérez entró en el centro del campo para acompañar a Mascherano en la creación. Messi y Agüero eran las principales amenazas de una Albiceleste en cuya banca estaban los Banega, Dybala e Higuaín.

Al frente, Croacia, con menos presión tras su victoria ante Nigeria, recurría a sus habituales jugadores para tratar de acercarse a los octavos de final. Rakitic y Modric prometían un control del juego y que rápidamente se fue de un área a otra y tuvo ocasiones para los dos equipos.

La primera fue una de las más peligrosas. Tuvo que esforzarse a fondo Caballero para desviar un disparo con la pierna zurda de Perisic, que había aprovechado el espacio dejado en el costado izquierdo por esa defensa de tres de Argentina. También tuvo peligro un centro de Vrsaljko que no llegaron a conectar ni Rebic ni Mandzjukic.

Argentina intentó reaccionar mirando la portería croata con acciones de Messi y Agüero. Primero, el astro del Barcelona no logró bajar un balón que le venía desde su espalda. Después, un defensa tapó el disparo del delantero del City. Los acercamientos demostraron que el choque estaba destinado a ser igualado, de tú a tú, con oportunidades para ambos equipos, sobre todo, porque ninguno de ellos estaba teniendo capacidad para imponer su fútbol. En la primera etapa se echó  de menos la jerarquía de Modric en Croacia. A Messi también le costó ejercer su influencia en el juego de su equipo.

Por eso, el gol rondó ambas porterías aunque sin argumentos de demasiado peso. Pudo marcar Argentina en un centro desde un costado de Acuña que pegó en la parte superior del larguero. Casi logra un gol sin querer. Todo lo contrario que Enzo Pérez, que quizo pero no pudo. Le llegó un balón rebotado en el área pero su disparo se fue a escasos centímetros del palo de la portería de Subasic. Fue la mejor ocasión para Argentina, aunque luego también llegaron para los croatas. En una de ellas, Mandzukic apareció de nuevo a la espalda de la defensa del equipo de Sampaoli. Modric se lució con el pase pero su compañero estaba en fuera de juego. Sin finalización exitosa, la jugada no requirió la participación del VAR.

En un partido con más emoción que fútbol, la reanudación trajo el drama para Argentina. Lo hizo desde los pies del portero Caballero. Mercado le envió una pelota mansa para que la rompiera de un derechazo pero el guardameta le pegó a la pelota de forma horrible para que Rebic la interceptara y abriera el marcador. “¡Ay, Caballero!”, debió ser la expresión más educada allende los Andes.

Muchos seguidores considerarán incluso peor lo que vino después: Sampaoli sacó a Agüero del terreno de juego cuando había sido el jugador más peligroso de Argentina. En su lugar entró Gonzalo Higuaín. Minutos después, a 25del final, fue Dybala el que saltó al campo por Enzo Pérez.

Messi tuvo momentos en que parecía que quería echarse el equipo sobre sus espaldas, pero no estuvo a su nivel. De sus compañeros, sobre todo los de la defensa, ni hablar.

Los nervios se apoderaron del equipo de Sampaoli, que aunque no estaba fuera del partido parecía demasiado afectado. Se aprovechó de ello el madridista Luka Modric cuando a falta de diez minutos para el final buscó posición a la entrada del área argentina, amagó de un lado para otro y conectóun derechazo que hizo estéril la estirada de Caballero y dejó a Argentina herida de muerte. El tercer gol, obra de Rakitic, solo sirvió para aumentar la pesadilla de los argentinos, que hoy no dormirán pensando en el desastre de su equipo, sobre todo de su defensa. La calculadora juega en contra de uno de los favoritos de éste mundial, un triunfo de Islandia mañana deja prácticamente eliminada a ésta Argentina que es una lágrima.

Comentarios

comentarios