Anthony Joshua espera que Wladimir Klitschko comience rápido el sábado, pero dice que al final la edad se pondrá al día con el ex campeón.

Klitschko, ahora de 41 años, está tratando de recuperar dos de los tres cinturones de peso pesado mundial que perdió ante el británico Tyson Fury de Joshua por una sorpresiva decisión por puntos en noviembre de 2015.

El ucraniano, que ha sido un profesional desde que ganó el oro olímpico en 1996, terminará un exilio de 17 meses cuando desafíe al invicto Joshua, que es 14 años más joven y ha noqueado a 18 oponentes profesionales.

Joshua cree que Klitschko [64-4, 54 KO] ha visto mejores días.»Probablemente comience rápido porque no podrá mantener el ritmo», dijo Joshua.

«El Padre Tiempo es algo que nadie puede negar, el Padre Tiempo es genético y no creo que él será capaz de hacer frente a mi campo de entrenamiento», agregó.

«Creo que en 2005 Wladimir estaba bien afilado. En el 2005 él lanzaba más golpes, boxeaba mejor. Es el Wladimir Klitschko que he visto porque he querido prepararme para el mejor», añadió Joshua.

Joshua defiende su cinturón de la FIB por tercera vez y también puede reclamar el título vacante de la AMB con una victoria frente a 90,000 en el estadio de Wembley el sábado.

Pero el medallista de oro olímpico de 2012 se niega a aceptar que esta será la pelea más grande que jamás tendrá, ni que la ocasión lo afectará en el norte de Londres.

«¿Es una pelea definitoria? No lo creo porque no será el final de mi carrera», dijo Joshua y agrega que «cuando él sea derrotado podría ser el final de él, por eso podría ser definitoria para él».

Klitschko reveló que ha cosido un memory stick con su predicción de cómo terminará la pelea a la bata que llevará al ring, la cual tiene la intención de subastar para instituciones benéficas después del sábado.

Resultado de imagen para Anthony Joshua Wladimir Klitschko