“¡Por fin es ley”! escribió en su cuenta de Twitter el ex atleta olímpico y también diputado Sebastián Keitel tras la votación a favor unánime de la Cámara del proyecto de ley que busca combatir y erradicar el acoso y abuso sexual en el deporte.

Tras un año de tramitación del proyecto introducido por el parlamentario de Evópoli, la iniciativa persigue la modificación de las Leyes 19.712, del Deporte, y 20.019, que apunta a la regulación de las sociedades anónimas del fútbol y a su vez establece que el Ministerio del Deporte debe elaborar un protocolo general de sanción y prevención en los casos de abuso y acoso sexual.

Fue en junio pasado cuando la Comisión del Senado encargada de tramitar proyectos relacionados con la mujer y la igualdad de género, haciendo hincapié en la elaboración de un protocolo general del proyecto elaborado por Sebastián Keitel.

La Ley, finalmente aprobada a cabalidad durante el día de ayer, estipula que tanto el Comité Olímpico como el Comité Paralímpico deben velar por el cumplimiento y la difusión de dicho protocolo. La ley, a través del protocolo, busca proteger a los deportistas y las instituciones, de manera que ninguna persona condenada por los delitos de acoso o abuso sexual pueda volver a desempeñarse en ninguna institución deportiva ni menos trabajar con deportistas.