Villa Carlos Paz, Córdoba, se viste de fiesta por la llegada de la cuarta fecha del Mundial de Rally a sus caminos. Único Rally que el múltiple campeón Sebastian Ogier aún no puede ganar luego de haber completado 100 rallyes, por eso, tratará de ir por el «Grand Slam» y completar victorias en todos los circuitos. «Este año tampoco será fácil, porque volveremos a ser el primer coche en los tramos» señalaba el francés.

Pero más difícil que abrir pista, serán los caminos en sí. El Rally de Argentina se caracteriza por ser muy exigente debido a la variedad de superficies de los caminos, que contemplan tierra, arena, barro, pasos de agua, pequeños tramos de asfalto y cruces de ríos. Además, otro factor clave es la variabilidad climática que presenta la zona, donde nieblas, tormentas y lluvias pueden jugar roles clave.

Y si Ogier logra su primera en Argentina, su equipo Volkswagen romperá el récord de triunfos consecutivos para un equipo, ya que luego del triunfo de Latvala en Mexico igualó su propio registro de 12 «al hilo». La última derrota de Volkswagen, fue justamente en este mismo rally en 2015, cuando Kris Meeks con Citroën (la marca francesa se prepara para volver en 2017), derrotara a la marca alemana.

La primera etapa se corrió este jueves y correspondió a una súper especial de 1,5 km, donde Dani Sordo (Hyundai) aventajó por décimas a Sebastian Ogier y al Ford Fiesta de Tanak que terminó en tercero a menos de un segundo (los 10 primeros estuvieron separados por 3,5 segundos). No obstante, esta súper especial no es para nada representativa y lo que vaya a pasar en Argentina es realmente una incógnita.

En total se disputarán 18 tramos  (quedan 8 el viernes, 6 el sábado y 3 el domingo) que sumarán 364,68 kms. cronometrados, donde probablemente el piloto más completo se lleve la victoria.

Por: Gonzalo López Oyarce