En pleno desarrollo está el Campeonato Mundial de Halterofilia en Pattaya, Thailandia, que reparte plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y que terminará el próximo viernes 27 de septiembre.

El Mundial de Halterofilia 2019 dispone de diez categorías por género donde cada una se disputa durante un día distinto en el torneo. La rama masculina dividida en los 55 kilos, 61kg, 67kg, 73kgs, 81kg, (con la presencia de Arley Méndez), 89kg, 96kg, 102kg, 109kg y +109 kilogramos.

Mientras que la rama femenina esta clasificada en las divisiones 45 kilos (donde participó de buena forma Katherine Landeros, undécima con 143 kilos), 49kg, 55kg, 59kg, 64kg, 71kg, 76kg, 81kg, 87kg (con presencia de María Fernanda Valdés el próximo jueves) y +87 kilogramos.

Una victoria garantizará un cupo olímpico. Durante las últimas semanas los tres representantes chilenos permanecieron entrenando en Bulgaria (país del coach Giorgi Panchev) y de ahí se trasladaron a Tailandia.

Recordemos que Méndez logró superar una lesión en su pierna derecha que le impidió estar en Lima 2019 y además se vio obligado a bajar de categoría debido a un cambio reglamentario internacional: ahora compite en los 81 kilos, teniendo que bajar aproximadamente 11 kilos, lo que se vio reflejado en la competencia.

Por ello Méndez en definitiva fue solamente a probar cómo se siente en su nuevo peso – de 96k pasó a 81k-  en el Mundial de Pattaya y por ello fue inscrito en el grupo D, con cargas muy bajas.

Esta madrugada registró un total de 325 kilos, 150 k en arranque y 175 en envión (donde incluso desechó su tercer intento), ocupando el primer lugar en ambas modalidades siendo escoltado por el irlandés Sean Brown, con 317 (145+172).

Para el mejor pesista de Chile se trata en todo caso, de una marca menor en la categoría, cuyo Grupo A tiene al chino Li Dayin, poseedor del récord mundial en total, con 375 kilos. En la temporada el mejor ha sido el bielorruso Petr Asayonak, con 371.

Mendez, a pesar de estar recién en marcha blanca de su nuevo peso, se vio obligado a competir en Tailandia. Si no lo hacía quedaba fuera de Tokio 2020, pues el reglamento indica que los pesistas deben participar en al menos un torneo en los tres períodos de clasificación. Arley ya ganó en Guatemala, pero no fue a Lima y debía estar en Tailandia, como parte del segundo ciclo.