En esta jornada se conocieron dos decisiones de la ITF respecto de jugadores sancionados por doping, uno de ellos el mismo día que Nicolás Jarry y por subtancias que también fueron encontradas en el chileno en uno de los casos,

Por una parte, el tenista colombiano Robert Farah se reintegrará a la competición de inmediato, después de que la Federación Internacional de Tenis (ITF) declarara que no cometió falta al régimen de control al dopaje con la muestra que entregó en octubre del año 2019.

Tras conocerse la noticia, el número uno en dobles hizo un comunicado dando las gracias a todos: «Quisiera agradecer a mi familia, a mi amigo y compañero Sebas, mi equipo de trabajo, patrocinadores y a todos mis amigos y fans por el apoyo que he recibido en estas últimas semanas, donde me culparon de algo que no hice y donde al fin he podido demostrar mi inocencia», manifestó el jugador colombiano que de esta manera podrá incorporarse desde ya al circuito.

Farah fue absuelto después de ser suspendido de manera temporal (el mismo día que se conoció el caso de Nicolás Jarry), por arrojar positivo por boldenona, un esteroide anabólico que sirve para aumentar el rendimiento y que está prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (Wada).

En su momento, el cafetero alegó inocencia y argumentó que el problema radicaría en el consumo de un tipo de carne colombiana, la que tendría la sustancia prohibida por la que fue suspendido. Ahora, tras ser absuelto, Farah estar en la serie de Copa Davis de su país ante Argentina y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Por otra parte la brasilera Beatriz Haddad Maia fue suspendida por 10 meses sin competir y podrá volver a las canchas el 22 de mayo, pues la sanción corre desde fines de julio de 2019, cuando fue notificada de la suspensión provisional.

La sudamericana de 23 años, quien esperó más de seis meses para saber el dictamen, fue suspendida por dos sustancias: SARM S-22 (Enobosarm) y SARM LGD-4033 (Ligandrol). Esta última una de las dos sustancias que le detectaron al chileno Jarry y fue notificada el pasado 21 de julio, tras ganar en la Qualy y luego en la primera ronda de Wimbledon.

Simona Halep

La jugadora al quedar inhabilitada por 10 meses, se defendió diciendo que hubo una contaminación cruzada en los frascos, lo que hace probable que el chileno reciba la misma sanción, y de ser así Jarry no podría jugar hasta noviembre de este mes, ya que su último partido fue en la segunda semana de enero, mientras disputaba la Qualy del ATP de Adelaida. Por lo tanto, se perdería toda la temporada y no podría defender sus puntos, lo que lo dejaría prácticamente sin ranking ATP.