Con la bandera chilena en sus manos, la nadadora Bárbara Hernández (33) se subió al podio durante el día de ayer en la ceremonia de premiación de los 450 metros Libres en la Tyumen Open Cup que se realizó en Siberia. Además de cosechar medalla y lograr su mejor marca de la temporada en esa categoría, la Sirena del Hielo sumó ocho preseas más: seis de plata y dos de oro.

Durante la primera jornada de competencia, la deportista del Team Chile logró conseguir una medalla de oro y cuatro de plata en un ambiente extremadamente frío con -17°, rodeado de hielo y bosques, y con una difícil conexión a internet, según detalló la nadadora a través de su cuenta de Twitter.

La chilena comenzó nadando a los seis años en una piscina normal y con un entrenador que le inculcó de manera rigurosa la técnica y la resistencia, para luego enfrentarse a las aguas abiertas chilenas. De manera paulatina, comenzó a entrenar disminuyendo la temperatura con aclimatización, hecho por el cual se ganó el apodo de la Sirena del Hielo, y es hoy una de las cartas más potentes del deporte chileno en climas extremos.