Ilusionado se encuentra Benjamín Hites en Italia, país al que se trasladó hace más de una semana para entrenar con miras a la final mundial del Ferrari Challenge, que se correrá el domingo 4 de octubre en el mítico Autódromo de Monza.

El piloto chileno de 19 años clasificó a esta definición tras terminar tercero de su categoría en las seis fechas corridas en la división norteamericana de ese certamen de la marca del “Cavallino Rampante”. Y desde la semana pasada entrena arduamente en un centro especializado llamado Shape Driver, en Pisa.

“Llegué muy motivado a Italia, pues es excelente estar en la final mundial en mi temporada debut en el Ferrari Challenge. Pero también soy realista, pues tengo claro que no debo saltarme etapas en mi formación como piloto”, dijo el chileno nacido el 3 de mayo de 1999 en Santiago, quien proyecta el 2019  corriendo por tercer año seguido en Argentina (TopRace Series), repitiendo en Norteamérica (Ferrari Challenge) y participando en eventos emblemáticos en Estados Unidos (como las 24 Horas de Daytona y las 12 Horas de Sebring en Florida) y en Europa (en las 24 Horas de Le Mans en Francia).

“El sitio en el que estoy entrenando es de alto nivel. Aquí trabaja el equipo profesional de Toyota y además llegan también Fernando Alonso y muchos equipos de la Fórmula 2. Esto funciona como un campamento, con dos horas por la mañana de fuerte labor física, con énfasis en el cuello, los antebrazos y el hombro.

Luego descanso, almuerzo y duermo siesta. Y desde las tres a las cinco hacemos cardio o bien salimos a andar en bicicleta. También hay ejercicios de movilidad y de concentración con luces y pelotas de tenis, y me atiende un fisioterapeuta con masajes. Es un muy buen entrenamiento, súper profesional, del que estoy aprendiendo mucho”, contó benjamín Hites, quien el domingo 4 de octubre conducirá el coche 33 del equipo TheCollection.

Fuente: Marcelo Javier González Cabezas

Fotos: Bill Torres

Comentarios

comentarios