Fueron clausurados los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y Javiera Contreras, quien fue octava en el Salto con Garrocha, fue la abanderada del Team Chile en la Ceremonia realizada en la Villa Olímpica.

Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional, tomó el micrófono y se dirigió a los protagonistas. “Llega el momento que no le gusta a nadie. Decreto el final de los Juegos Olímpicos de la Juventud”, dijo sobre el escenario de la Villa Olímpica y dio pie al apagado del pebetero en el Parque Olímpico, mostrado en una pantalla gigante.

Buenos Aires 2018 tuvo un cierre para la historia con una fiesta de clausura especial para los 4.000 jóvenes atletas, después de vivir 12 jornadas inolvidables y alcanzar la cifra récord de 1.001.496 espectadores, sumando a las personas que visitaron los Parques con el público presente en la ceremonia de apertura en el Obelisco.

“Resultaron unos fantásticos Juegos Olímpicos de la Juventud. Lo mejor fue seguirlos a ustedes, gracias por su fair play y también por su entrega deportiva”, explicó Bach. Gerardo Werthein, presidente del Comité Organizador, tomó la posta y sumó agradecimientos: “Quiero felicitar a todos los atletas. Nuestros voluntarios estuvieron geniales”.

La fiesta incluyó un desfile de abanderados de las 206 delegaciones y continuó con un reconocimiento a los más de 10.000 voluntarios. Además hubo una promesa de los jóvenes atletas a cargo de dos de los 142 representantes argentinos: Gisella Bonomi y Richard Kierkegaard.

El momento más emotivo fue el anuncio de la ciudad sede de los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud en el 2022: llegarán a África y serán en Dakar. La bandera Olímpica salió de las manos de Horacio Rodríguez Larreta (Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires), pasó por las de Bach y terminó en las de Soham El Wardini, máxima autoridad de Dakar.

Los jóvenes atletas argentinos Fausto Ruesga, Delfina Pignatiello, Facundo Díaz Acosta y Caterina Benedetti estuvieron sobre el escenario. Los acompañaron cuatro senegaleses: Maty Diop, Ramatoulaye Kamara, Moustapha Coly y Amadou Ndiaye. Más tarde todos disfrutaron de los fuegos artificiales. Buenos Aires 2018 es historia.

Comentarios

comentarios