Dos empates y dos derrotas fue el resultado de la selección adulta chilena en la serie de partidos ante Japón, válido por puntos en el ranking de la Federación Internacional. Se registraron marcadores muy ajustados, entre ellos solo cuatro goles en contra en el total ante el campeón asiático y país sede de los próximos Juegos Olímpicos de Tokio. A una semana del cierre, Sergio “Cacho” Vigil evaluó el desempeño de su equipo.

¿En qué proceso se encuentran las Diablas?

“Hemos jugado una importante serie internacional en el inicio de un nuevo proceso de las Diablas. Esta es la segunda etapa de la consolidación, el empoderamiento individual de cada una de las jugadoras y de la transformación total del equipo en vías de un sueño muy grande para el hockey: que las diablas se conviertan en un equipo mundial y olímpico. No tengo dudas que el equipo esta preparado para dar este salto. Ha construido los cimientos durante la primera etapa, ha vivido la posibilidad de estar cerca y no tengo duda que en cuerpos y mentes ya se ha instalado el gen mundial y olímpico. Lo que debemos hacer ahora es transitar el camino para poder alcanzarlo.” 

¿Cómo evalúas los partidos?

“Estos cuatro partidos mostraron que el equipo tiene la capacidad de reinventarse, mejorarse partido a partido. De jugar igual a igual a cualquier equipo que enfrente. Fueron resultados muy cerrados, dos que perdimos uno a cero y dos que empatamos uno a uno. Con solo dos semanas de entrenamiento el equipo consolido diferentes sistemas de juego. El equipo ha logrado la capacidad de ser muy cognitivo. Estamos contentos con la evolución individual de muchas jugadoras y confianza que era un gran desafío para la serie.”

¿Aspectos a destacar?

“Fue una serie donde los partidos se jugaron de igual a igual. El mejor sin dudas fue el segundo donde tuvimos la posibilidad de ganarlo, a dos minutos del final. El último partido, aunque perdimos uno a cero, hubo algo que fue determinante para el crecimiento y aspiraciones futuras, que Japón no pudo lograr ningún corto. El desafío fue mejorar la defensa del área y el equipo en poco tiempo lo pudo lograr.” 

¿Qué se viene para las Diablas?

“Ahora viene un gran desafío, preparar nuestros cuerpos cargarlos de fortaleza, potencia, agresividad y desde ese empoderamiento físico dar un salto técnico físico que nos permita ser un equipo que subordine a los rivales en este aspecto. No tengo dudas que ya hemos subordinado tácticamente a rivales superiores y hoy viene ese siguiente paso. Haremos una gran pretemporada en marzo. Nuestra meta es llegar a la final sudamericana como primer objetivo y el segundo es jugar a ganarla.”