Seguimos recorriendo nuestro camino a Rusia y no cabe duda, que una de las atracciones de la próxima Copa del Mundo, será la Selección comandada por el español Roberto Martínez, el combinado de Bélgica.

No sólo lo decimos por la contundente victoria 3 a 0, propinada a su similar de Egipto, dirigida por el argentino Héctor Cúper, que no puede  contar aún con su máxima estrella, el delantero de Liverpool, Mohamed Salah, sino porque completó su partido número 18 sin conocer derrotas. El último revés sufrido por la Selección belga, fue en un partido amistoso efectuado en el 2016, ante España por 2 a 0, con dos anotaciones de David Silva.

Como suele acontecer en este tipo de duelos, los entrenadores afinan los últimos detalles, de cara al debut en Rusia 2018. Aun así, pudimos apreciar un partido de bastante mejor calidad que la igualdad entre Rusia y Turquía, por ejemplo.

Lo cierto, es que Bélgica, lo resolvió al encuentro en la primera etapa, dejando el segundo tiempo, para contener a Egipto, y controlar el resultado a favor, dejando crecer a los de Cúper, y pasando alguna zozobra en su portería, casi siempre bien resuelta por Courtois, el fenomenal portero del Chelsea.

Como decíamos, el primer tiempo, fue ampliamente dominado por Bélgica, que ya a los 15, El Hadary, el golero egipcio, le sacaba un remate a Mertens, desde fuera del área.

5 minutos más tarde, Lukaku se pierde la apertura de la cuenta bajo el arco, en una acción que no está a la altura del compañero de Alexis en el Manchester United.

A los 22, Mohsen, se lo pierde solo de cabeza, en la jugada más clara de los egipcios en el primer tiempo.

Sin embargo, Lukaku tendría revancha en el minuto 26, cuando aprovecha el rebote dejado por El Hadary, tras una gran jugada de Hazard, donde apiló a 3 rivales, antes de sacar el disparo que el portero de Egipto dejó bollando, para que el moreno centroatacante de Bélgica, tuviera que empujar la pelota para establecer el 1 a 0 parcial.

Hasta la media hora de la primera etapa, el 1 a 0 parecía corto, de acuerdo al trámite impuesto por esta verdadera constelación de estrellas que componen el combinado dirigido por Martínez.

A los 38, el propio Eden Hazard, colocaba algo más de justicia en el tanteador, cuando aprovechaba un centro atrás, enviado por otro crack del fútbol europeo, como es el todocampista del Atlético Madrid, Yannik Carrasco, para poner el 2 a 0, con que se fueron al descanso.

Como manifestábamos, el cuadro dirigido por el español Roberto Martínez, se dedicó a controlar las acciones, dejando que su rival creciera en la etapa de complemento, acercándose a la portería de Courtois, mediante la creación del futbolista del Arsenal, Eleny, y del peligroso atacante El Said, que hacía el juego algo más parejo, aunque el daño ya estaba hecho, porque el 2 a 0 del primer tiempo, parecía verdaderamente irremontable.

Luego de los cambios acostumbrados, realizados por los entrenadores en este tipo de encuentros, se llegó al final, quedando sólo espacio para el 3 a 0 final, marcado por Fellaini, en último minuto del tiempo adicionado, tras una gran maniobra de Batshuayi, que prácticamente le dijo al melenudo atacante del United, hágalo, para dejar un inobjetable 3 a 0, que no admite ningún tipo de discusión.

De esta manera, la Selección belga realizó su penúltimo encuentro preparatorio para la cita de Rusia, ratificando que además del poderoso equipo que posee, (Courtois, Vertonghen, De Bruyne, Fellaini, Hazard, Lukaku, etc.) mantiene una identidad que Roberto Martínez, le ha sabido imprimir desde hace un tiempo prolongado a esta Selección belga, tan prolongado, que hace 2 años que no conoce de derrotas.

Por el lado del cuadro de Cúper, deberá implorar para que la recuperación de Salah, sea lo más rápida posible, puesto que en él, radica gran parte de las esperanzas egipcias, para realizar un mundial, medianamente aceptable.

Comentarios

comentarios