Última entrega de esta saga de “Camino a Rusia”, toda vez, que el duelo entre Bélgica y Costa Rica, disputado en el estadio King Baudouin, de la ciudad de Bruselas, marcó el último encuentro preparatorio oficial, previo al inicio de la Copa Mundial de la Fifa.

Un “Camino a Rusia”, largo y sinuoso, con certezas y dudas para los seleccionadores, con polémica y escándalos, en algunos casos, con soldados caídos, a poco de comenzar la competencia. En fin, ya la suerte está echada, y sólo resta responder ante la exigencia misma.

En este contexto, belgas y “ticos”, cerraban oficialmente la preparación de cara a la Copa del Mundo. Tal vez, excesivamente cordial, a sólo un puñado de horas, del inicio de un nuevo mundial de fútbol. Es muy probable, que el efecto producido por la Federación belga, al contratar como ayudante de Roberto Martínez, al francés Thierry Henry, haya despertado casi el mismo interés, como la despedida de su Selección para el mundial de Rusia.

Igual, por mucho relajo que se observe en este tipo de duelos, la temática del asunto, se dio como se esperaba antes de ese cotejo. Con Bélgica, dueño de las acciones, con el buen dominio de balón de De Bruyne, Mertens y Carrasco, y con una Costa Rica, que se siente mejor en ese papel de chico contra el grande, que muchas veces le trajo resultado, con su máxima figura, (aparte de su arquero, claro está)su diez, su capitán, Bryan Ruiz, en el intento de generar las acciones ofensivas, que Ureña, el solitario delantero con que plantea los encuentros Oscar Ramírez, tiene la misión de finalizar.

Si bien, Courtois, el muy buen golero belga, debió exigirse en un par de oportunidades, su labor, no tiene comparación con la de su colega, el portero de Real Madrid, Keylor Navas, que con atajadas soberbias, evitó que el 2 a 1 en contra, con que se fueron al vestuario, fuese bastante más amplio.

De todas maneras, esto es fútbol, y Bryan Ruiz, con una volea baja, pegada al vertical izquierdo de Courtois, a la entrada del área, a los 24 minutos, enmudecía el King Baudouin, colocando el 1 a 0, a favor de la visita.

A partir de ese momento, pudimos observar una verdadera exhibición del cuadro dirigido por Roberto Martínez, que con tantos de Mertens, a los 32, corrigiendo un remate de Hazard, y de Lukaku, a los 42, convirtiendo en la boca del arco, ante un centro de Mertens, desde la derecha, establecía el 2 a 1 parcial, con que Bélgica le ganaba a Costa Rica, al término de los 45 minutos iníciales.

El segundo tiempo, mostró un dominio aún más abrumador de los europeos, por sobre los centroamericanos, con el dato frío y estadístico, de no contabilizar ninguna llegada de los visitantes, sobre la portería defendida por el arquero del Chelsea.

En el caso opuesto, Keylor Navas, se esforzaba por no hacer de esto, una actuación de la que se hable por mucho tiempo, y que los haga aterrizar en suelo ruso, con una baja auto estima.

Solamente, Romelu Lukaku, una vez más, en el minuto 50, cuando De Bruyne alargó para Chadly, que envió un centro, que el compañero de Alexis en el United, cabeceó violentamente, y Batshuayi, a los 64, que empujó la pelota en la portería “tica”, luego de que Lukaku se vistiera de asistidor, fueron las dos veces que el meta madridista, debió ir a buscar el balón a su portería, en la segunda etapa, para estructurar un 4 a 1, que pudo ser más abultado, de no ser por la soberbia actuación del meta costarricense.

En el último amistoso de los europeos, titulábamos que el mundial esperaba a una sólida Bélgica, con ocasión de su clara victoria sobre Egipto. Ahora habría que agregar, que sus agentes creativos, son capaz de cualquier cosa, con Mertens, Hazard, y Carrasco, todos liderados por un talento del fútbol mundial, como el compañero de Claudio Bravo, Kevin De Bruyne, y con un auténtico depredador del área, como Romelu Lukaku.

Por el lado de Costa Rica, vemos dificultoso repetir una actuación como la de Brasil 2014, cuando alcanzaron los cuartos de final, sobre todo, porque lo observamos un par de peldaños debajo de hace 4 años, y con muy pocas ambiciones de agredir el arco contrario, dejando en las manos de Keylor Navas, cualquier intento de éxito para su Selección.

Formaciones:

Bélgica: Courtois; Alderweireld, Boyata, Vertonghen, Witsel; De Bruyne, Meunier, Carrasco; Mertens, Lukaku y Hazard.

Costa Rica: Navas; Gamboa, Acosta, González, Duarte; Oviedo, Bolaños, Tejeda, Borges, Ruiz; Ureña.

Goles: 24 Bryan Ruiz (Costa Rica),  32 Dries Mertens; 42 Romelu Lukaku; 50 Romelu Lukaku; 64 Michy Batshuayi (Bélgica)

Bélgica goleó a Costa Rica en su último amistoso

Comentarios

comentarios