Hasta que el buen trabajo trajo sus frutos. Cuando pensamos en el rugby brasileño hace 10 años, no estaban ni cerca de ser un equipo protagonista en Sudamérica. Hoy, luego de un trabajo profesional, digno de colocar como ejemplo para países con ganas de crecer en este deporte, son campeones del Sudamericano Mayor A, ahora llamado Sudamericano 6 Naciones.

Su cultura deportiva lo ayuda mucho. Brasil siempre ha sido potencia sudamericana en varias disciplinas. En los Juegos Olímpicos es común verlo en el podido de países de este lado del mundo, junto a Argentina, Cuba o Colombia. Para qué hablar del fútbol o básquetbol.

El rugby no participaba en las olimpiadas desde París 1924. En 2009, se confirmaba que esta disciplina volvía -con su modalidad seven- a las cita deportiva más importante del mundo, en Río 2016. Y claro, ellos serían los anfitriones. Es por eso que la Federación de Rugby de Brasil comenzó a tener más peso e importancia. Llegó la inversión y también comenzarían a llegar los resultados.

Brasil ante Colombia en el Sudamericano

Justo en 2016, Chile y Brasil se unirían al campeonato llamado Americas Rugby Championship (ARC), torneo que integraría a las 6 naciones más poderosas del continente. Más partidos internacionales, y de buen nivel, para darle mayor rodaje a los Tupis.

En su debut perdieron con Chile por 25 a 22. Pero partido tras partido, los de la verdeamarela comenzaron a agarrar ritmo. Tres fechas después darían la sorpresa al derrotar de local -y en el último minuto- a Estados Unidos. Un tremendo logro considerando el profesionalismo de los norteamericanos. Y en la edición 2017, vencieron a Canadá, otra potencia.

Este año dieron el gran salto. A pesar de no tener su mejor ARC en febrero, el Sudamericano 6 Naciones fue su torneo. El primer partido fue contra los Cóndores. Enfrentamiento trabado a ratos, pero que pudieron manejarlo con su físico e intensidad, superándolos por 28 a 12.

En la segunda fecha darían el golpe. Ante todo pronóstico le ganaron a Argentina XV en un partido de película. Después de ir perdiendo 33 a 3, y jugando en tierras trasandinas, los brasileños pudieron remontar el resultado en el último minuto para definir el histórico 33 a 36 en las canchas de Newman. Partido para campeonato.

Los Tupis celebrando tras vencer a Argentina XV

Luego le tocaba Colombia, una selección más débil, que recién este año se integra al mejor nivel sudamericano. Debía ser un trámite y lo fue. Los Tupis no tuvieron problemas para ganar el cotejo -con un hombre menos desde los 30′- por 67 a 5. Pitazo final y campeones por primera vez.

Un claro ejemplo que cuando hay una correcta cultura deportiva, claras políticas públicas y buena gestión en la Federación, se pueden generar resultados positivos y no a tan largo plazo. Hoy en día Brasil ya tiene a más de 40 jugadores remunerados y se aferra como tercera potencia sudamericana en el ranking de la World Rugby en el puesto 26°, luego de Argentina (8°) y Uruguay (18°). Chile, con su victoria ante Paraguay vuelve al Top 30 (29°). Saquemos conclusiones y aprendamos a quiénes mirar. Brasil se lo merece. Su trabajo trajo frutos.

Celebración de los Tupis con la copa del 6 Naciones Sudamericano

Comentarios

comentarios