Carlos Lobos lo hizo otra vez. El jinete junto a su caballo «Ranco» consiguieron la clasificación a los Juegos Olímpicos del próximo año en el Concurso Internacional 4 Estrellas que se disputó en Argentina.

El binomio chileno arribó a la capital trasandina el pasado martes y durante esta jornada dominical consiguió el cupo a la cita de los cinco anillos en el recorrido de salto, tras las competencias de adiestramiento del viernes y el cross country del sábado.

Esta no es la primera vez que Lobos se anota en unos Juegos Olímpicos, puesto que en 2016 acudió a la competición olímpica de Río de Janeiro.

Hasta el momento son trece los deportistas chilenos que han asegurado su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.