Preparativo para el torneo que importa. Positivo balance se puede sacar de los dos fin de semanas en donde Chile participó de las fechas parte del Seven World Series, en Las Vegas y Vancouver. A pesar de no cosechar triunfos en Canadá, si tuvieron puntos altos en la competición. Todo con miras para preparar el clasificatorio de Hong Kong.

Con dos bajar sensibles, Brangier y Urroz, Chile salía a competir en un grupo que podría considerarse el de la muerte: Estados Unidos (líder del circuito), Sudáfirca y Gales. En la primera jornada, contra los africanos, los nacionales no encontraron el camino perdiendo 43-0.

En su segundo partido, y nada menos que contra los líderes del circuito, Chile metió presión. En un espectacular y disciplinado primer tiempo, los Cóndores 7s se fueron al descanso con una ventaja de 19 a 7. Pero EE.UU despertó a tiempo y remontaron el resultado 33 a 19.

Luego contra Gales fue más apretado, pero los británicos terminaron por vencer a los nacionales por 19 a 12. El Challenge Cup, en la jornada de domingo, sería el desafío para los dirigidos por Olfos.

En esa instancia, las malas noticias continuaron para Chile, ya que cayeron derrotados nuevamente, esta vez ante Escocia por 25-5. En el siguiente encuentro, ante España, los nacionales también fueron derrotados por un marcador de 28-12.

Ahora el plantel se prepara para el clasificatorio del Seven de Hong Kong, la fecha más importante del calendario del Circuito Mundial, en donde se juega su clasificación al Circuito Mundial. El torneo se jugará entre el 5 y el 7 de abril.

Comentarios

comentarios