A 2.600 metros sobre el nivel del mar. Con una temperatura media por sobre los 35°, entrenando con una selección el Circuito Mundial de Seven y concentrados en el Centro de Alto Rendimiento España, los Cóndores Sevens se alistan para sus próximos desafíos: la Qualy de Tokio 2020 y los Panamericanos de Lima 2019.

La jornada comienza temprano en la mañana. Los deportistas de variadas disciplinas se levantan para desayunar en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, ubicado aproximadamente a 1 hora de Granada. Entre tanto español, se escuchan un grupo de jóvenes con un acento distinto. Son chilenos y juegan rugby.

El seleccionado nacional de Seven decidió partir a España a preparar sus próximos grandes objetivos. Desde el 2 hasta el 12 de junio, los Cóndores 7s han estado entrenando con su par español, tanto en sesiones de cancha como en gimnasio y también realizando actividades de trekking por los alrededores.

Los Leones es una selección acostumbrada a competir con los mejores del mundo y entrenar a este nivel siempre suma. «Hemos jugado varios partidos de entrenamiento contra ellos. También se están preparando para su preolímpico y su torneo europeo. Estamos entrenando de 2 a 3 veces al día», cuenta Francisco Metuaze, desde España.

Y es que el primero objetivo de los nacionales está en la Qualy de Tokio 2020. Instancia que se jugará en Santiago, entre el 29 y 30 de junio. ¿Los rivales? Argentina, Uruguay, Brasil y el resto de los sudamericanos. Las expectativas están en ganar, y llegar por primera vez a unos Juegos Olímpicos. «El segundo y tercero van a repechaje, pero queremos el cupo directo. Las posibilidades son reales.», agrega el jugador de PWCC.

Un mes después, del 26 al 28 de julio, viajarán a Lima Perú, para participar en los Panamericanos 2019. «Ahí el desafío es más grande. Nos enfrentaremos con las estructuras profesionales como USA, Canadá y Argentina. Pero nuestro objetivo es sacar una medalla. Nos estamos preparando bien para todos nuestros objetivos».

La lista de jugadores aún no es definitiva. Uno de los fijos, Benjamín De Vidts, se lesionó uno de sus hombros en una de las sesiones de entrenamiento en Sierra Nevada, por lo que es difícil que llegue al 100%. Pero el plantel cuenta con varios jugadores nuevos y jóvenes que están entrenando a la par para ganarse un puesto.