Chile se despidió de la Copa América con una derrota ante Argentina por 1-2 terminando así en el cuarto lugar de la competencia. El duelo estuvo marcado por la expulsión de Gary Medel y Lio Messi, quienes se perderán el inicio de las próximas clasificatorias.

Pocos chilenos llegaron la tarde de este sábado al Arena Itaquera de Sao Paulo, sin embargo, la multitud local que en su mayoría colmó el estadio del Corinthians, apoyaba al equipo de Reinaldo Rueda en esa rivalidad histórica con la albiceleste.

Eso sí, un buen grupo de «Torcedores» apoyaban al equipo de Messi, por lo que la camiseta del 10 del Barcelona se repetía mucho en la fría tarde paulista, en un estadio que estuvo al 90% de capacidad para ver un duelo que ya es un «clásico».

Mientras Argentina entró despierta, con un tridente de Messi, Agüero y Dybala, los chilenos aún no lograban despertar de la pesadilla que fue el 0-3 con Perú, lo que repercutió en que rápidamente los del Río de La Plata abrieran el marcador tras jugar rápido un tiro libre.

Agüero desparramó a Arias (que nada pudo hacer), para abrir la cuenta ante las caras atónitas de las defensa chilena que hoy jugó con tres centrales (Medel, Jara y Díaz). Poco después, Dybala (habilitado por Isla) dejaba atrás a Jara para enfrentar a un Arias que dudó en salir, anotando el segundo con clase.

6252.ARGxCHI.william_lucas.060719_ARGxCHI_060719-12La fría tarde paulista auguraba lo peor para Chile, recordando la reciente caída con los el Rímac, mas aún cuando Alexis Sánchez salió lesionado. Pero el partido dio un giro importante sobre el final del primer tiempo, Messi y Medel se enfrascaban en una disputa tras un empujón del trasandino.

El «Pitbull», ya en un partido caliente, respondió con varios pechazos entre los insultos de uno y el otro, ¿el final? Roja para los dos según el paraguayo Díaz de Vivar, que un poco por cortar la violencia de raíz y otro poco por ser «figura», terminó por dejar a los dos capitanes fuera del partido.

6235.ARGxCHI.gaspar_nobrega.060719__GAS6274Chile se acomodaba mejor, pero no podía generar opciones, doblaba en posesión pero no generaba remates al arco con peligro, Argentina por su parte era mas directo con Dybala y Agüero, al que luego se sumó Di María, para explotar su velocidad.

Ayudó el VAR

Un penal en el minuto 59, le daba vida a Chile, el VAR fue implacable en una falta sobre la linea a Aránguiz, que Vidal mandó adentro con potente remate al medio. La ilusión se encendía mientras Arias salvaba en mas de una ocasión el tercero. El equipo nacional fue para adelante con mas ganas que ideas, exponiéndose al peligroso contraataque, pero no consiguió llevar el partido a la prórroga.

Argentina lo ganó bien, la Albiceleste fue más, pero este equipo chileno de Reinaldo Rueda demostró que aún tiene viva la llama.