Emociones diversas en el Sudamericano Juvenil de Tenis de Mesa, que se disputó en el Centro de Entrenamiento Olímpico CEO y donde la osornina, Valentina Ríos haciendo pareja con la iquiqueña Jerusalén Flores se quedaron con la medalla de oro del dobles juvenil femenino.

Las chilenas realizaron un torneo prácticamente sin errores. Segundas sembradas del torneo, en cuartos de final derrotaron a la pareja 2 de Brasil, Amy Sekimoto y Lais Mika Yuta, por 3 a 0. Luego, por el paso a la disputa del oro el rival fue Paraguay, conformado por  Leyla Gómez y Cielo Mutti. Fue otro partido tranquilo, donde las nacionales entregaron el primer set por 9/11. De ahí en más, apuraron el juego y se quedaron con el partido al ganar de manera consecutiva 11/5, 11/8 y 12/10.

SudamericanoEn la final las esperaba el fuerte equipo de Brasil 1, con Tamyres Fukase y Livia Lima. Ríos y Flores no comenzaron de la mejor forma el partido y entregaron el primer parcial casi sin lucha 3 a 11. En el segundo set, una dupla chilena más calmada y metida en la mesa no tuvo inconvenientes para ganar 11/6 y dejar las cosas igualadas en 1.

El tercer set encontró a los dos binomios muy concentrados, donde cada uno defendía su servicio, pero sobre el final, las dirigidas de Rafael Cofré pudieron romper el servicio brasilero y quedarse con el parcial por 12/10. El cuarto set parecía una copia del anterior. Sin embargo ahora fueron las brasileñas las que tomaron la ventaja para ganarlo 12/10 y forzar la definición en el quinto.

Chile arrancó muy bien el set definitivo y estuvo arriba 8 a 4. Sin embargo, Livia Lima levantó su juego, contagió a Fukase e igualaron el marcador en 8, momento en que además la iquiqueña Flores se ganó la tarjeta amarilla por golpear la mesa. Ahí apareció toda la experiencia de Ríos, que calmó a su compañera para salir del mal momento y terminar cerrando el partido por 11 a 8 y conseguir la primera medalla de oro de las mujeres en el campeonato.

Ríos, muy emocionada, luego del triunfo expresó “es todo un orgullo y orgullosa de mi compañera, fue un partido muy apretado. Es mucha la alegría, nos empataron, estábamos 10 a 8 y no era fácil cerrarlo. Hace tiempo que no sacaba un oro y ahora en mi segundo año juvenil, el próximo quiero revalidarlo. No es fácil ir ganando y que te empaten, que a tu compañera le saquen amarilla, tuve que calmarla y todo eso cuesta mucho y por eso estoy muy feliz”, finalizó la osornina Ríos.

SudamericanoPor su parte, Jerusalén Flores destacó la importancia del triunfo y su trabajo en Santiago “estoy súper, súper contenta porque siempre perdíamos con Brasil y hoy nos quedamos con la medalla de oro. En un momento estaba muy picada, y mi compañera me controló y salió todo bien. Creo que venirme a Santiago a entrenar al CEO fue lo mejor que pude haber realizado, porque yo soy de Iquique y no entrenaba como lo hago acá, y esto se lo dedico a toda la gente de Iquique y mi familia”, señaló Flores.

Por su parte, los actuales campeones sudamericanos del doble masculino, Nicolás Burgos y Andrés Martínez, revalidaron el título obtenido hace un año en las mismas instalaciones del CEO I. Claro que en esta oportunidad con una actuación superlativa porque a lo largo del torneo no entregaron un solo set.

SudamericanoLos chilenos eran los segundos sembrados del certamen, detrás de los favoritos Guilherme Teodoro y Rafael Torino de Brasil que quedaron eliminados en cuartos de final a manos de los peruanos Rodrigo Bejarano y Jhon Loli.

En cuartos de final debieron enfrentar a los argentinos, Matías Guadalupe y Lautaro Soto, un duelo que parecía difícil luego de que en la competencia por equipos, los trasandinos habían sido los verdugos de los nacionales. Nada de eso ocurrió y fue triunfo para los chilenos por 11/6, 11/3 y 11/7 en 16 minutos de juego.

En semifinales el rival fue Perú, compuesto por Adolfo Cucho y Felipe Duffoo. Los del Rímac nada pudieron hacer con la superioridad mostrada en la mesa por Burgos y Martínez, fue triunfo de los nacionales por 11/5, 11/3 y 11/8.

En la final, aparecía un viejo conocido, Santiago Lorenzo, el líder del equipo argentino que los había jugado de manera superlativa en la semifinal por equipos que le ganaron a Chile. Lorenzo acompañado por Matías Velarde era el último peldaño para que los chilenos lleguen a lo más alto del podio.

Burgos estaba intratable y Martínez se contagió para reencontrarse con lo mejor de su juego. El primer set fue de tramite fácil, 11/5, sin inconvenientes para la rojita juvenil. Luego en el segundo parcial, Lorenzo y Velarde intentaron meterse  en el partido. Fueron punto a punto, pero los chilenos cerraron mejor y se quedaron con el parcial por 12/10.

El tercer set tuvo un trámite similar con el equipo trasandino tratando de alcanzar en el marcador y con los nacionales manteniendo el alto nivel de juego. Nuevamente igualaron en 10 y ahí apareció la experiencia de Burgos y Martínez para cerrar el partido por 12/10 y revalidar el título sudamericano de la categoría conseguido hace un año en el mismo recinto.

Para Burgos, fue una revancha de lo sucedido en la competencia por equipos, “estoy muy feliz, queríamos esta medalla, Argentina nos quitó la medalla de plata o de oro que queríamos en la competencia por equipos y es grato ganarles esta final.

SudamericanoNunca se nos pasó por la cabeza lo que había sucedido en el partido anterior. Fue un partido con mucha diferencia y eso lo hicimos porque estábamos muy seguros, jugamos muy tácticamente a primero, segunda y tercera bola y no fallamos, casi sin errores. Espero que no sea la única de oro del torneo”, expresó Burgos.

En tanto, Andrés Martínez, se sentía muy satisfecho por volver a encontrar su nivel, “la derrota en semifinales por equipos fue muy duro para nosotros, pero pudimos volver a la competencia y ganar esta medalla de oro. Jugamos cada pelota de forma muy táctica, tuvimos que dar todo a pesar de que se vea fácil en el marcador. Fue muy bueno para nosotros y para mí porque hoy si entraron mis golpes y te da más confianza”, finalizó Martínez.

Los chilenos ahora se enfocarán en la competencia de dobles mixtos y el cuadro de individuales.

Fuente: Mauricio Triviño Cárcamo – Prensa Fechiteme

Comentarios

comentarios