La petición de muchos deportistas chilenos al parecer sería bien recibida, y dice relación a la vuelta del Dakar a nuestro país para la edición del 2019 y esto se conoció de manera indirecta.

Como así dirá usted, pues lea lo siguiente, “Las gestiones están muy adelantadas para que el Dakar 2019 tenga como punto de meta la ciudad de Cuenca, Ecuador, prueba que comenzaría en Santiago de Chile, pasaría por Perú y se dirigiría a suelo ecuatoriano”, confirmó Vicente Argudo, miembro de Aneta  (Automóvil Club del Ecuador).

“Si Dios lo permite y el presidente (Lenin) Moreno se ratifica en su decisión de apoyo, estamos a un paso, muy cerca de firmar el acuerdo para que Ecuador reciba al Dakar 2019, y si es así, el recorrido comenzaría en Chile, pasa por Perú y llegaría a nuestra nación”, dijo el dirigente del automovilismo ecuatoriano.

DakarLa decisión surgió en ocasión de la reunión de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) en Quito, Ecuador, durante la semana, cuando surgieron reuniones con altos dirigentes de dicha entidad, más otras del Dakar y el Mandatario ecuatoriano, quien expresó su predisposición de apoyar estatalmente la llegada de dicha competencia.

“Nuestro país tiene todas las condiciones, en cuanto a territorio y organización para recibir una prueba como la del Dakar, aunque sabemos que es el señor Ettiene Lavigne quien define el recorrido”, explicó Argudo.

En los medios ecuatorianos desde ya se habla de un recorrido tentativo: comenzaría en Santiago de Chile, seguiría por Copiapo, La Serena, Antofagasta y Arica; pasaría a suelo peruano por Tacna rumbo a Lima, luego a Chiclayo, Trujillo, Piura y Sullana, para continuar por el sur ecuatoriano, donde ingresaría por Macará hasta seguir a Cuenca.

De acuerdo con el mismo dirigente, se trata de un viejo anhelo del automovilismo ecuatoriano y de su gobierno nacional, que tendría que desembolsar $us 6 millones para gastos de logística y traer al Dakar a suelo ecuatoriano.

En la edición impresa de La Razón del martes 6, Marcas publicó que Bolivia corre riesgo de quedar fuera del Dakar, luego de que recibiera la prueba durante cinco año seguidos desde  2014, esto debido a la necesidad de la ASO de buscar “nuevos aires” y de encontrar otras “rutas creativas”.

Además en ese mismo informe se anticipó que Argentina también quedaría fuera, aunque en esta ocasión por decisión propia, pues quiere albergar ahora una prueba de Fórmula Uno.

Comentarios

comentarios