Pese a caer en sus dos duelos y quedar eliminado en la primera fase, el Team Chile cerró con un saldo positivo su estreno en la Challenger Cup, que se disputó en Porto, Portugal y que consagró a República Checa campeón del torneo.

En el debut, los nacionales cayeron sin apelación ante los checos, en un duelo que sentenció parciales de 15-25, 17-25 y 18-25.

Ese resultado dejó todo en manos del segundo partido ante Cuba, que también cayó con los europeos en la fecha inaugural.

Consciente de eso, el Team Chile salió a dar su mejor juego en el encuentro ante los isleños, lo que quedó demostrado en el ajustado primer set que terminó a favor de Cuba por 38-36.

En la segunda manga Cuba aprovechó una pequeña ventaja para dejar la cuenta 2 a 0, tras imponerse por 25-22.

A partir de ahí, Chile tomó el control de las acciones y sembró la incertidumbre en la pista lusa tras ganar el tercer set por 31 y 29 y luego dar dura lucha en la cuarta manga. De hecho, los nacionales estuvieron arriba en la mitad del set y no pudieron mantener la distancia y terminaron cayendo por 25-19.

En Chile destacaron las actuaciones de Tomás Parraguirre con 18 puntos, Dusan Bonacic con 13 puntos y Vicente Parraguirre, con 10 puntos. En Cuba, en tanto, Miguel Ángel López fue el máximo anotador con 25 puntos.

Esta actuación en la Challenger Cup le abrirá al Team Chile nuevas expectativas en cuanto a su posición en el circuito mundial, ya que hasta antes de este torneo no habían más referencias que el Ranking Mundial.

Jugar con equipos de calificación similar en un torneo de alta gama como la Challenger Cup puede significar un despegue en el ansiado roce internacional que nos hace tanta falta.

Comentarios

comentarios