Luego de 48 años la selección chilena de vóleibol vuelve a disputar los Juegos Panamericanos, y previo a ello, jugó este sábado el “Partido de Despedida”, enfrentando a Argentina, ante la que perdió 3-1.

Este último encuentro jugado por el equipo nacional antes de partir rumbo a Lima, comenzó para ellos cuesta arriba, perdiendo los dos primeros sets, descontando en el tercero y cayendo finalmente en el cuarto, con parciales de 15-25, 17-25, 25-23 y 18-25.

“Nos encontramos con un equipo argentino que está entre los primeros equipos del mundo, y que nos superó claramente. Veremos esta semana que nos queda para partir a Lima de ajustar algunas cosas. Argentina no está en nuestra zona en Lima, pero si tenemos a Estados Unidos y Brasil, que son igual o más poderosos, junto con México. De todas maneras, sabemos que serán unos Juegos Panamericanos muy difíciles y trataremos de hacer lo mejor posible”, señaló el técnico del equipo nacional, Daniel Nejamkin.

Por su parte, el capitán de la selección chilena, Dusan Bonacic aseguró que “este es el mejor momento para los Panamericanos, en lo personal he estado varios años en la selección y creo que es primera vez que hemos tenido tantos campeonatos para prepararnos, como fue la Copa Panamericana, la Challenger Cup y diversos amistosos, siendo este último frente a un rival de élite, como es Argentina. Por lo que siento que nos hemos preparado de la mejor manera y ahora se viene lo mejor, que son los juegos, donde demostraremos todo lo que hemos trabajado”.

Previo al partido fueron homenajeados los integrantes del equipo que obtuvo el quinto lugar en los Panamericanos de Cali 1971, única participación que registra el Voleibol nacional en la historia de los juegos.

Homenaje a la selección del 71

Con esto Chile pone fin a los duelos preparatorios para el evento deportivo más importante a nivel continental, los Juegos Panamericanos, los que comienzan el 26 de julio y finalizan el 11 de agosto, disputándose el vóleibol de sala entre el 31 de julio y 4 de agosto.