La estadounidense Chloé Dygert, que por la mañana estableció un nuevo récord del mundo en la prueba de persecución con un crono de 3:17.283 minutos, superó por la tarde su propia plusmarca al imponerse en la final de los Mundiales de Ciclismo en Pista que se disputan en Berlín con un tiempo de 3:16.937.

  • Dygert, quIEN contribuyó decisivamente el pasado jueves al triunfo de Estados Unidos en la prueba de persecución por equipos,  aventajó en más de seis segundos (6.292) a la alemana Lisa Brennauer.

Una impresionante actuación que permitió a Dygert rebajar en 346 milésimas la anterior plusmarca que ella misma estableció en las eliminatorias de la mañana. Promedió una velocidad de 54,8 kilómetros por hora durante los 3.000 metros de los que consta la prueba.

Con 23  años cumplidos en enero, revalidó de este modo el titulo mundial que conquistó hace dos años en la localidad holandesa de Apeldoorn, tras batir, tal como lo hizo este sábado en Berlín, dos veces el récord del mundo Y recupera así la medalla de oro que no pudo defender el año pasado en Pruszkow (Polonia) como consecuencia de la caída que sufrió durante la disputa del Tour de California.

La estadounidense no es sólo una estrella de la pista, sino también de la ruta, ya que también tiene el título de campeona del mundo contrarreloj que logró en 2019 en Harrogate (Reino Unido).

Resultados que Chloé Dygert pretende mejorar en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde, como ella misma anunció, intentará conseguir medallas en la pista, en la prueba de la contrarreloj y en la de ruta.