Christian Stokes vivió una fama inusual en el deporte. Sin ser campeón olímpico o una gran estrella de su disciplina, el y su equipo rompieron límites impensados para una isla alejada de los deportes de invierno, cuando se subieron a un trineo y lo empujaron pista abajo por el hielo olímpico de Calgary 88. Fueron las estrellas de esa edición, una rareza olímpica que los llevó hasta la cima de la popularidad en el deporte mundial. Un recuerdo, un pin, una camiseta del equipo de trineo jamaicano valía mas que diez de cualquier otro país lleno de medallas. Hasta el cine los inmortalizó con la película «Cool Running» o «Jamaica bajo cero» en español.

De ahí en adelante, la vida de todos los integrantes del equipo cambió. Christian Stokes ha viajado por el mundo como deportista y luego desde la dirigencia deportiva. Aprendió además a hablar español en la región de Antioquia en Colombia, su segunda nación desde que fue a estudiar ahí. A casi 32 años de Calgary 88 recuerda para Faro Deportivo su experiencia en el deporte olímpico, los años que la siguieron y refuerza el que Tokio 2020 debía forzosamente ser aplazado.

«Sigo ligado al deporte como siempre, luego del retiro deportivo. Fui a mis primeros Juegos Olímpicos en 1988 en Calgary, y a los últimos el año 98 en . Pero los que realmente definieron al equipo fueron los del 88. En una época sin internet, el equipo fue viral en la mente y los corazones de muchos. Hasta en personas que nunca habían puesto atención a los Juegos Olímpicos. Tuvimos incluso una película «Jamaica bajo cero». A pesar que en los siguientes Juegos, especialmente los de 1994 en Noruega, donde Jamaica derrotó a países poderoso como Italia, Suecia y USA, hasta ahora soy mas conocido por lo que hicimos en Calgary. Y me ha servido mucho. Tengo mi propia compañía y soy presidente de la federación de Bobsled de Jamaica y vicepresidente del comité olímpico nacional. Los años han pasado bien, y mi experiencia olímpica y yo seguimos siendo inseparables».

¿Como ha sido el desarrollo posterior del Bobsleigh de Jamaica después de su equipo?

La herencia sigue vigente, lo mismo que el desarrollo. Pero ha sido lento y difícil. Es de los deportes mas caros en los olímpicos. Un trineo de 4 hombres cuesta 80.000 mil Euros, el de dos 60.000 mil, esto sin las modificaciones que los atletas necesitan. Sumados a los costos de transporte, hospedaje, alimentación, es complicado para países relativamente pobres como el nuestro. Pero seguimos trabajando para dar oportunidades a los jóvenes de Jamaica. El equipo femenino clasificó el 2018 para los Juegos Olímpicos, y ha ganado competencias en Estados Unidos. Estamos ahora en campaña para entrar a los Juegos de Beijing el 2022.

¿Que fue lo mas importante que dejó su equipo de bobsleigh?

El mensaje mas importante que mostramos al mundo, no fue de donde veníamos, sino a donde queríamos llegar. Desde un país pobre y tropical, sin historia y sin la infraestructura domestica para participar en un deporte de invierno, y sin embargo lo hicimos. El mensaje fue «si se puede», cualquier sueño, que tenga cualquier persona en el mundo.

¿Que opinión tiene del deporte sudamericano?

Vivo en Jamaica pero paso mucho tiempo en Medellín, voy al menos dos o tres veces por año. Soy un aficionado del equipo de voleibol femenino y del fútbol en particular. Es impresionante la historia de participación y éxito de Sudamérica en una variedad de deportes a nivel competitivo. No es el caso del Caribe angloparlante. En Sudamérica se usa mucho el deporte para mejorar la vida de la población en general.

Con respecto a Tokio 2020, Stokes es tajante en señalar que «está claro que no teníamos otra opción mas que aplazarlos. Es un tiempo de incertidumbre, esperemos a ver como evoluciona todo. Nunca fue la intención, de ningún organismo internacional, de cancelarlos».

El equipo original de Bobsleigh de Jamaica: Devon Harris, Dudley Stokes, Michael White y Samuel Clayton. Christian ocupó un lugar en el equipo en el último momento.
Stokes es el actual vice presidente del Comité Olímpico de Jamaica