El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha confirmado este martes que tras pedir al Comité Olímpico Internacional (COI) el aplazamiento por un año de los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, que debían comenzar el 24 de julio próximo, el máximo organismo olímpico ha aceptado “al ciento por ciento” aplazar por un año los próximos Juegos Olímpicos.

Según informó Shinzo Abe, el aplazamiento planteado en una conversación telefónica  con el presidente del COI, Thomas Bach, fue aceptado completamente por el dirigente alemán.

Abe tenía desde el lunes la firme voluntad de plantear al COI el aplazamiento por un año de los Juegos Olímpicos que debían comenzar el 24 de julio. La propuesta formaba parte de la conversación para analizar cómo se reajustaba el calendario de los JJ.OO. por la pandemia de coronavirus. En la conferencia telefónica entre ambos Abe pidió a Bach que la decisión final se adoptara lo antes posible.

Por otro lado, se confirmó también que en las próximas horas se tratará el tema del aplazamiento de los JJ.OO. entre Abe y el presidente de EE.UU. Donald Trump.

El aplazamiento de los Juegos es una medida inédita, dado que la cita olímpica solo ha dejado de celebrarse en 1916, 1940 y 1944 debido a las guerras mundiales.

Presidente
Thomas Bach, presidente del COI

En un principio, las fechas que se pretenden llevar a cabo son del 23 de julio al 8 de agosto, el mismo periodo que, previo estudio, se habría llevado a cabo para la cita de 2020.

«Japón, como país anfitrión, bajo las actuales circunstancias, ha propuesto que (el COI) estudie si se pueden aplazar cerca de un año (los JJOO) para que los atletas puedan tener las mejores condiciones», dijo Abe en declaraciones a los periodistas. «Bach me respondió que está de acuerdo en un ciento por ciento», agregó, y señaló: «Así que hemos llegado al acuerdo de celebrar los JJOO en Tokio no más allá del verano de 2021».