Cuando Roger Federer anunció el calendario de esta temporada, no dejé de verme sorprendido: disputará entre 16 y 20 torneos y en la gira de arcilla, únicamente disputará el French Open.

De este modo el suizo no pasará ni por Montecarlo, ni en Madrid, ni en Roma. Está claro que la arcilla nunca fue la mejor superficie para Roger, pero esta decisión no deja de sorprender. Más aun conociendo la competitividad y temple de este gran campeón.

El helvético argumenta ahorro de energías, mientras los fanáticos del tenis mantienen la incertidumbre respecto al día a día en materia de entrenamientos y alta competición. Otro tema en especulación, es el de la motivación. Al decir verdad en cada uno de estos aspectos se mantiene intacto.

Ahora bien, más allá de las hipótesis, en algunos medios de comunicación surgió la información que el retiro podría llegar después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016. Esto, de obtener la medalla de oro, único logro que le restaría por cumplir dentro de su palmarés y que sellaría, con honores, su exitosa carrera.

novak

Lo anteriormente señalado, tiene como asidero su edad -34 años- y las escasas posibilidades que tiene de derrocar al actual número uno del mundo Novak Djokovic e incluso, de lograr otro grand slam a sus vitrinas. Pese a ello, creo que en el único torneo que tiene posibilidades es en Wimbledon.

Y la historia tiene precedentes: en 2011 daba a entender a la opinión pública que tenía una gran necesidad de estar al margen del circuito de la ATP.”Estoy lesionado, cansado, agotado y necesito decidir a dónde voy”, dijo el tenista suizo en declaraciones publicadas por el diario francés LÉquipe”.

Al año siguiente, sus sorpresivas y tempranas derrotas ante jugadores de menor nivel en Wilmbledon, Hamburgo y Gstaad, han hecho que el astro suizo se replantee dicha situación, por lo que se pensó que podría «colgar la raqueta» antes de tiempo.

Existen más inquietudes que certezas en cada término de temporada, respecto a la continuidad del gran Roger, quién ha debido convivir -reitero- con el actual reinado de Novak Djokovic, chocando una y otra vez con la solidez del serbio en partidos decisivos.

fed1

Quien se hizo cargo de disipar las dudas, es Severin Luthi, entrenador por más de 8 años con el genio de Basilea. «A Roger aún le quedan tres buenos años por delante».

Al menos el reloj suizo mantiene intactos sus golpes y cada uno de ellos sigue haciendo el daño suficiente como para disputar cosas importantes. Su mentalidad ganadora también le da vigencia en cada torneo que participa y su táctica es admirable. Quizás el talón de Aquiles es su movilidad y desplazamientos, y eventualmente, las lesiones. De hecho viene saliendo de un problema en la rodilla y hay que cómo responde después de un mes sin actividad.

Por lo pronto lo único claro, es que Federer dijo que no anunciará con mucha anticipación su retiro, para no tener ceremonias de despedida en cada sitio donde juega.