No fue un día más en el camino hacia Rusia 2018, el vivido hace poco para los amantes del fútbol, pues en la cuenta regresiva para el puntapié inicial del Mundial se cumplía un número especial, 100 días para que Rusia y Arabia Saudita, dos de los integrantes del Grupo A, empiecen a jugar el partido inaugural.

Es a partir de ese momento cuando la espera de cuatro años que ha parecido eterna, comienza a acelerarse y, con ello, también aumenta la ansiedad. Por estas horas las mayores inquietudes de la organización en Rusia pasan por la inseguridad. Se anuncia que habrá un gran y estricto control policial y militar durante el mes que dure la Copa del Mundo. Los estadios están prácticamente terminados y desde lo deportivo la mayor preocupación de los rusos es que su selección no genera confianza.

Rusia 2018Faltan menos de 100 días para el inicio del Mundial Rusia 2018 y uno más para ver a la primera selección sudamericana en acción, en este caso la “Celeste” de Uruguay jugando su primer partido ante Egipto y los estadios más atrasados son dos a los que irá justamente el equipó charrúa.

Esos dos estadios, son los que tienen el mayor retraso en las obras, aunque se asegura desde la organización del Mundial que estarán prontos sin problemas. El Ekaterimburgo Arena, escenario del debut celeste ante Egipto el 15 de junio, está en su fase final. Presenta la particularidad de que dos de sus cuatro tribunas quedan por afuera del techo, porque era la única oportunidad de que alcanzara la capacidad necesaria.

En tanto, el Samara Arena, donde Uruguay cerrará su presentación en el Grupo A ante el dueño de casa el 25 de junio, sí tiene un atraso considerable. El techo aún está en construcción, la fachada se está decorando y se están finalizando las facilidades internas. El campo también se está acondicionando. De los 12 estadios, ya hay cinco terminados y en funcionamiento pleno: Los dos de Moscú (Spartak y Luzhniki), el Fisht de Sochi, el Kazán Arena y el de San Petersburgo.

Rusia 2018
Neymar en muletas,, tras ser operado.

Dos figuras que quizás no lleguen a tiempo

Hasta que no estén todas las delegaciones en suelo ruso no se puede asegurar qué cracks estarán disponibles para el Mundial Rusia 2018. Sin embargo, hay uno por el que todo el mundo está preocupado: Neymar. El brasileño sufrió fractura del quinto metatarsiano del pie derecho y viajó a su país, donde fue operado. Ya comenzó la etapa de rehabilitación, pero tendrá entre dos y tres meses de recuperación. Esto significa que llegaría con lo justo al Mundial y quizás no esté para los primeros partidos.

Otro crack por el que se espera es el arquero alemán Manuel Neuer, quien se fracturó un pie, apuró su regreso al Bayern Munich y no hizo más que recrudecer la lesión. Esto fue en septiembre, por lo que hace rato que enfocó su rehabilitación con vistas al Mundial. Igual, Alemania sabe que tiene un buen reemplazo en el arco: Marc-André ter Stegen, el portero de Barcelona.

Seguridad. Se ha logrado casi un año de tranquilidad

Rusia ha sido un país en el que los atentados terroristas se volvieron moneda corriente. Hubo nueve entre 2015 y 2017, el último el 3 de abril del año pasado, cuando 11 personas murieron en el metro de San Petersburgo. No obstante, pensando en el Mundial y en la imagen que se quiere transmitir, se ha conseguido prácticamente un año de paz. Se anuncia que habrá policía y militares en las calles y que los controles serán muchos y muy estrictos.

Por ejemplo, a la entrada de los hoteles los visitantes deberán someterse a un operativo de seguridad similar al de los aeropuertos, pues se instalarán detectores de metal, se pedirán documentos y habrá que pasar las pertenencias por máquinas con rayos X. Durante los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi, en 2014, no hubo inconvenientes, solo resta esperar.

Comentarios

comentarios