Continua la preparación de la preselección nacional Sub 16 femenina de Básquetbol y por ello la Federación de Chile (FebaChile), a través de su pagina web, ha dado a conocer la convocatoria de las jugadoras para un nuevo ciclo de entrenamientos, tras su llegada desde Ecuador.

En la continuación de su trabajo para representar a Chile del 16 al 22 de junio, como locales en Puerto Aysén, sede del Premundial, las convocadas se presentarán el próximo jueves, 4 de abril, a partir de las 11:00 h. en las instalaciones del Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO), ubicado en la av. Ramón Cruz Montt 1176.

Los entrenamientos finalizarán el domingo, 7 de abril, a las 13:00 horas y el cuerpo técnico pretender profundizar los sistemas para llegar de la mejor manera al gran objetivo que es ganar un cupo al próximo mundial.

Las jugadoras nominadas son las siguientes:

  • Asoc. Antofagasta: Catalina Ramírez Cordón.
  • Asoc. Santiago Femenina: Pía Henríquez Pino – Valentina Monzó Díaz – Esperanza Cares Oyarzo – Catalina Valenzuela Luna – Gabriela Ahumada Norambuena – Valentina Olmedo Henríquez – Fernanda Ovalle Cáceres.
  • Asoc. Valparaíso Femenina: Constanza Hernández Correa.
  • Asoc. Concepción Femenina: Francisca Rocha Toledo – Fernanda Orellana.
  • Asoc. Bio Bio: Josefa Catalán Araya.
  • Asoc. Castro: Damaris Alarcón Barría.
  • Asoc. Puerto Montt: Josefa Orrego Aguila – Martina Gallardo Oyarzo – Daniela Fernández Pérez – Analia Mendez Bissett.
  • Asoc. Punta Arenas: Valentina Ojeda Ojeda – Bárbara Torres Ponce.
  • Federación de Básquetbol de Chile: Leyla Olivares.

Señalemos que Guayaquil fue el punto de referencia fijado por el staff técnico para que la preselección nacional Sub 16 femenina cumpliera su cuarto de ciclo de preparación rumbo al Premundial de Puerto Aysén, clasificatorio del 16 al 22 de junio.

En la escogencia de la ciudad ecuatoriana, explicó el entrenador Warren Espinosa, influyeron las condiciones climatológicas, situaciones que le permitirían al grupo ser llevadas hasta el límite físico y mental. La estrategia era crear escenarios similares a los que se podrían presentar en la cita premundialista contra selecciones de la talla de Estados Unidos o Canadá. 

“Realizamos cinco juegos bajo un promedio de 31º o 32º grados de temperatura con una humedad de alcanzaba el 72%. Son aspectos extremos que nos permitieron potenciar la parte cardiovascular de las jugadoras. Ese objetivo se cumplió. Al último mes le hemos dado énfasis a la parte física y nutricional. La gira sirvió para comprobar el trabajo previo”, explicó Espinosa sobre un proceso que se cumplió del 18 al 24 del presente mes.

“El factor ambiental también afecta la parte mental”, aseguró el seleccionador nacional costarricense. Y la ciudad portuaria presentó la opción de poner a prueba el aspecto psicológico, relevante en el alto rendimiento. “Dentro de la cancha tuvimos momentos difíciles. Deportivamente no ejecutamos bien algunas acciones. Las niñas se sintieron abrumadas en algunos pasajes. Generar esos escenarios era la parte de decirles que, en condiciones parecidas, de cansancio físico, hay que aprender a ejecutar bien”.

Otro aspecto que trabajó la preselección compuesta por doce (12) jugadoras fue cómo trabajar ante la ausencia de algunas jugadoras con disposiciones o roles claves en la estructura del equipo. “Queríamos ver cómo este grupo ejecutaba en ofensiva y defensa. Puntualizar los errores que hemos estado cometiendo y que se pueden maximizar al no estar algunas piezas del engranaje en los dos lados de la cancha. Entender que tenemos que trabajar y mejorar”, puntualizó.

El próximo encuentro para el Team Huasitas será como deciamos mas arriba en la nota, del 4 al 7 de abril, en Santiago. A partir de ese módulo, el cuerpo técnico realizará un corte que reducirá de 25 a 20 la cantidad de jugadoras que permanecerán en el preseleccionado nacional.