No era fácil para Deportes Antofagasta. Entre todos los equipos posibles, quizás a ninguno le habría gustado que en el sorteo le tocará enfrentar al histórico Fluminense de Brasil.

Pero a alguien debía enfrentar el cuadro brasileño y resultó ser el buen elenco de Gerardo Ameli. En un estadio Calvo y Bascuñán rebosante de público (como no se veía en años), Antofagasta tomó la iniciativa en el primer tiempo, pero Fluminense no se quedó atrás.

La visita se puso en ventaja, pero ello no debilitó a los locales, muy por el contrario. Los “pumas” buscaron con buen fútbol la paridad que lograron en el minuto 25. De ahí en más, Antofagasta dominó las acciones y mereció irse al descanso en ventaja (lo que quizás hubiese cambiado la suerte de los de Ameli), pero no lo lograron.

Excelente actuación del portero Fernando Hurtado de los locales, con penal atajado de por medio. Pero los brasileños querían más y lograron la ventaja, que a la postre sería definitiva.

Buena sensación dejó la oncena de Ameli en su debut internacional. Un equipo batallador, con buenas individualidades, destacando la actuación del desequilibrante Felipe Flores, la entrega de Nicolás Peñailillo y la soberbia actuación del ya mencionado Hurtado en el arco, sin duda un portero a tener en cuenta.

Con la frente en alto se despidió Deportes Antofagasta de la versión 2019 de Copa Sudamericana. Los “pumas” ahora deberán remontar en la tabla de posiciones del torneo local para igualar o mejorar lo realizado el año pasado, cuando lograron un notable cuarto lugar.

Sólo una igualdad logró Unión Española ante el debutante Mushuc Runa de Ecuador, en su cancha de santa Laura.

El cuadro ecuatoriano resultó ser un rival complicado para los hispanos, apelando a una defensa sólida que desdibujó a los de Fernando Díaz en el primer tiempo.

En el complemento mejoró bastante Unión Española, y tuvo ocasiones de gol, pero se encontró con un sólido Bernardo Medina bajo los tres palos. Y como suele ocurrir, el equipo que estaba pasando por un mal momento abre el marcador, y ese fue el Mushuc Runa.

Reaccionó Unión Española, y los cambios que introdujo Fernando Díaz surtieron efecto para lograr la paridad a través de David Llanos. Sin embargo el cuadro local no apeló al favoritismo, y tendrá que buscar la clasificación en abril en la ciudad de Ambato, situada a 2.580 metros de altura.