Nueva semana de Copas Internacionales y los resultados han sido mucho más positivo que los que se esperaban, dado la categoría de algunos rivales.

En el marco de Copa Sudamericana, Colo Colo subió a la altura de Quito para vencer por la cuenta mínima al Club Deportivo Universidad Católica de Ecuador.

Católica se vio mejor en los primeros minutos con un Colo Colo que recién se empezaba a acostumbrar a las difíciles condiciones que da la altura. Sin embargo el cuadro popular despertó pronto y el eterno Esteban Paredes definió de gran forma para darle una importante victoria a los de Mario Salas.

Destacable fue el juego inteligente del “Cacique” que desesperó al rival de turno, quienes abusaron del juego brusco, en especial sobre Jorge Valdivia, Pablo Mouche y Óscar Opazo, tres figuras importantes en los albos.

Punto aparte fue la actuación de Gabriel Costa, quién quedó al debe desperdiciando una gran oportunidad de aumentar el marcador. Fue sustituido por Insaurralde a 19 minutos del final.

Si bien la diferencia es mínima, lo claro es que fue un buen triunfo que deja a los de Macul con la primera chance de clasificar a la siguiente ronda, cuando reciba en el estadio Monumental David Arellano a los ecuatorianos el próximo 30 de abril.

Por el grupo A de Copa Libertadores, Palestino derrotó con claridad a Alianza Lima de Perú en el estadio Monumental David Arellano.

La goleada por 3 a 0 sobre los del Rímac fue un triunfo clave para los árabes frente a un rival directo, pues el favoritismo del grupo se lo llevan River Plate de Argentina y el Internacional de Porto Alegre.

Palestino mostró su jerarquía y dominó al gigante peruano durante la primera media hora. El premio llegó con una jugada desafortunada para los visitantes. El autogol de Duclós abría la esperanza palestinista, y el resto fue una jornada perfecta para los pupilos de Ivo Basay.

Al fin Lucas Passerini, jugador que estaba en deuda, acertaba en arco contrario su primer gol en el cuadro árabe. El corolario lo puso Fabián Ahumada a 13 minutos del final. Los tetracolores siguen firmes en el segundo lugar del grupo A y deberán viajar a Porto Alegre para enfrentar al poderoso “Inter” el próximo 9 de abril.

Al margen, preocupante la lesión que sufrió antes de los 15 minutos de juego el volante de Palestino Cristóbal Jorquera, un jugador importante que tenía la responsabilidad de ser el conductor del equipo ante la ausencia obligada de Luis Jiménez.

Por el grupo C de Copa Libertadores, la Universidad de Concepción recibió bajo la lluvia la visita de Godoy Cruz de Mendoza. No fue un partido fácil para los de Francisco Bozán.

El estado de la cancha bajo la lluvia, más un discreto arbitraje del brasileño Renato Machado quién no logró manejar los roces propios del encuentro ya tenía 4 amonestados en 15 minutos, y promediando la media hora los del “Campanil” se quedaron con 10 hombres por expulsión de Pacheco.

Universidad de Concepción se las arregló para encarar el partido en desventaja numérica, y tuvo en Orellana, Droguett y Rubio interesantes individualidades para manejar el partido, e incluso generarse alguna ocasión de peligro. En el complemento, la “U” de Concepción optó por aguantar el cero y salir en contra.

El buen portero Muñoz se convirtió en figura del encuentro y ambas escuadras se crearon ocasiones claras. Pero el empate se mantuvo, dejando a los de la región del Bío Bío en la cima del grupo C con 5 unidades. El 10 de abril enfrentarán en Lima al Sporting Cristal.

Por último, y por el grupo H de Copa Libertadores, la Universidad Católica y Gremio se vieron las caras en San Carlos de Apoquindo. Un buen triunfo para el cuadro de Gustavo Quinteros, que los deja en lugares de avanzada en su grupo.

Tras el único tanto del partido convertido por Sebastián Sáez en el minuto 16, la “UC” se ordenó muy bien en defensa, pero no por ello el cuadro cruzado dejó de llegar con peligro. Por el contrario, los de Quinteros se crearon ocasiones de gol, con Fuenzalida y Magnasco en sociedad con Pinares, en especial por la banda derecha del campo de juego.

Ordenados en la zaga y el mediocampo, Católica no sufrió mayores sobresaltos ante un apagado Gremio, que poco tiene que ver con el gran equipo del año 2017 donde se coronó campeón del máximo torneo continental.

Dinámico fue el juego exhibido por Juan Cornejo, lanzándose en ataque y habilitando a Sáez quién no tuvo mayor suerte en los cabezazos en el complemento. Notable el trabajo de Benjamín Kuscevic en la zaga cruzada, un jugador muy interesante, de calidad internacional, y que debería tener una oportunidad en la Selección chilena sin duda. Fuenzalida mostró su calidad como de costumbre, y Diego Buonanotte deberá seguir esperando su oportunidad en el primer equipo.

Por lo pronto, los de San Carlos de Apoquindo se alzan en el segundo lugar de su grupo y deberán enfrentar como local a Libertad de Paraguay el próximo 10 de abril. Una revancha sin duda muy esperada por el pueblo cruzado.