El boxeador iquiqueño, Cristián Olivares, derrotó cómodamente al boliviano Wilber Bazán por KOT en el primer asalto en combate pactado en la categoría ligero en la Plaza Arica de la ciudad de Iquique.

El chileno no se vio apurado en ningún momento de los pocos segundos que alcanzó a durar el combate y con un certero gancho al hígado despachó al boliviano que poco y nada tenía para aportar.

Una victoria para estirar los músculos de Olivares que sigue enfocado en lo que será su combate por el título liviano de Chile ante otro iquiqueño, Patricio Carrión.

De acuerdo al manejador de Olivares, Charles Villarroel, la pelea con Carrión debería quedar definida esta semana dado que solo falta definir detalles del lugar y si será o no televisada.

Con su victoria, Cristián Olivares llega a siete triunfos en su carrera profesional, cinco por la vía del nocaut. El chileno todavía no conoce la derrota.

Comentarios

comentarios