Cuál es el verdadero Pep? es una interrogante que la planteamos a partir de la, ya a esta altura, creemos, inalcanzable distancia que obtuvo el cuadro que dirige, Josep Guardiola, sobre sus rivales, en una primera rueda fenomenal y que roza la perfección. La respuesta, a la pregunta que sirve para titular la nota, podría resultar un tanto ambigua, puesto que más de alguno, no dudará en citar a Barcelona, aquella máquina trituradora, que alguna prensa no titubea en catalogarlo como el mejor cuadro de la historia.

Nos parece que su etapa en Bayern Munich, no califica para esta medición. Si bien ganó varios títulos, no se encuentra entre estos, el que realmente anhelaba la dirigencia Bávara, encabezada por Rumenige y compañía, el Continental, el de la Champions. Pero más allá de eso, entendemos que Pep, no dejó una buena imagen tras su salida y desembarco en Manchester. Recordemos que lo hizo público con mucha anticipación, mientras los ciudadanos eran dirigidos por Manuel Pellegrini, dejando al entrenador nacional, en una incomodísima situación. Tampoco faltará, aquel detractor del catalán, que le parecerá razón suficiente, para señalarlo como el verdadero Guardiola, aprovechando su paso tibio por el cuadro muniqués.

Pep
Pep ha demostrado su valía.

En el caso de su experiencia en Inglaterra, con una segunda temporada que queda claro, que ya le tomó la mano a la Premier League, con un plantel que se encargó de confeccionar a su medida, con 2 genios que se salen de toda norma, como David Silva y el belga Kevin De Bruyne, queda la impresión que el estratega catalán, es muy superior a todos sus colegas. Como era de suponer, los primeros lugares de esta Premier, cohabitarían en la misma ciudad, Manchester. Hasta ahí todo bien, sólo que la distancia entre el primero y el segundo, es de nada menos que de 15 puntos, cuando recién comienza Enero.

Lo anterior, en cuanto a que Pep Guardiola, pareciera muy superior a todos sus colegas, se explicaría, porque en una liga tan igualada y competitiva como la inglesa, Pep, saca la ventaja necesaria para ser considerado el mejor de todos. Pero usted, tiene todo el derecho a pensar, que el cronista que escribe esta nota, está un poco loco, por la distancia exagerada que logró el City del propio Pep, respecto de sus rivales, cuando todavía no finalizaba Diciembre.

Cuando nos referimos, con un par de adjetivos como, igualada y competitiva, hacia la liga Premier, estamos manifestando que los 20 equipos parten de cero, más allá de las diferencias lógicas existentes entre cada institución, como en todas partes del mundo. Lo queremos decir, es que los clubes en Inglaterra, la única preocupación que tienen, es desarrollar la táctica para derrotar a su adversario de turno. Por ejemplo, las instituciones no tan poderosas, no tienen la aprehensión, que en algún encuentro, el juego se “ladeará” para el más grande. Miramos hacia atrás, y no recordamos un arbitraje en esa dirección, es más, en esta misma sección, hemos marcado, al referto inglés, como el mejor de todos, con diferencias.

Por otra parte, los mandamases de los equipos, tampoco están muy preocupados por los ingresos y reparto de dineros que la English Premier League, provee a cada asociado, puesto que sólo por concepto de televisión, reciben una cantidad de dinero, poco imaginable para cualquier institución del mundo. No hace mucho, revisábamos un artículo, donde se comparaba el ingreso de tv. Entre Getafe y Stoke city, y las diferencias no se podían creer, con varios millones de euros entre medio, por supuesto, que en favor de los ingleses. Si alguien plantea que Guardiola, cuenta con un plantel poderoso y millonario, puede ser, pero nos parece que de ninguna manera, Chelsea y Manchester United, sean menos que los Citizens, en esos aspectos.

En lo estrictamente deportivo, se trata de una liga, que al comenzar, sería imposible vaticinar quien se consagrará cuando finalice la competencia, como sí, acontece en Francia o Alemania, por ejemplo, y en España, la duda se reduce sólo a dos. En el Calcio, en las últimas 6 temporadas, el campeón fue el mismo. En la actual, Nápoli, podría romper la tendencia.

Pero quien podría discutirle el cetro a Pep Guardiola, como el mejor de todos, buscamos y creemos que Conte y Mourinho, están a la altura, y decidimos hacer la comparación con el portugués. Por un tema de conocimiento y entendemos que la carrera del ex Real Madrid, Inter, Chelsea, entre otros, es más exitosa que la del italiano, pero que se está formando, como para serlo en algunos años, además, su carisma le ayuda mucho.

Pep

A Mou, le conocemos bien. Es sabido su libreto en el terreno de juego, en ocasiones se adapta a lo que tiene, y en otras, jamás fue demasiado generoso, a la hora de aprovechar las estrellas de las que disponía, pero se trata de un estratega riguroso, con una personalidad absorbente, que con el paso del tiempo, ha ido dejando atrás, esa soberbia que le jugaba en contra, como cuando lo compararon con Pellegrini y manifestó, “yo, jamás después de Real Madrid, me iría a dirigir a Málaga”, y un sinfín de situaciones parecidas que usted recuerda mejor que nosotros, seguramente, pero que igualmente, le permitió ser exitoso con su método extra-rígido, que sus pupilos debían cumplir a rajatabla, como esa final de Champions, donde Diego Milito, debió actuar buena parte del encuentro como lateral izquierdo, y lo propio aconteció con Samuel Etoo, en el otro sector de la defensa, en ese Inter, campeón de esa Uefa Champions League.

Fuera de la cancha, conocemos sus formas y sus procederes y varias actitudes más, que a nuestro parecer, lo ubican a una distancia sideral, del nacido futbolísticamente en La Masía, aquella escuela integral, que posee, el F.C. Barcelona, donde los que tienen la suerte de formarse en ese predio, tienen como premisa fundamental, respetar por sobre todas las cosas, la consigna de la Institución, y que reza en las tribunas del Camp Nou, “Mes que un club”, en catalán, o “más que un club”, si usted lo prefiere.

Es cosa de poner atención, a las declaraciones de los cracks blaugranas, Iniesta, Busquets, Messi, Xavi Hernández, Gerard Piqué, o el propio Guardiola, siempre en la misma dirección, poniendo por delante una humildad, que muchas veces nos deja helado, y JAMÁS, desmereciendo las dotes del rival de turno. Se ve, que a los encargados de La Masía, poco les importa que llegue un talento sobrenatural con la pelota, si no se rige a los valores ya expuestos. Siempre habrá una excepción, que confirme la regla, como el ingreso de Piqué a la farándula, producto de su relación con Shaquira, o como cuando el mismo Pep, se dirigió hacia el propio Mou, en el Bernabéu, como “el puto jefe, el puto amo”.

Si en el comienzo de este 2018, la distancia que logró Manchester City, sobre sus más cercanos perseguidores, se estira por 15 unidades, es simplemente, porque tanto en el Ethihad Stadium, o en cualquier estadio donde se presentó esta verdadera máquina de buen fútbol, siempre se encargó de desplegar un fútbol exuberante, que llenaba la vista con los pases entre líneas del mago Silva, y los desbordes incesantes de Mane, Sterling, o el que fuera, para la llegada del “Kun” Agüero, Gabriel Jesús, y compañía.

Pep

Cuando hablábamos de una liga competitiva e igualada, nos referíamos  también, al Chelsea peleando los primeros lugares, lo mismo que Mou y su United, que tanto Liverpool y Arsenal, iban a dar ese salto de calidad, que les adeudan a sus aficionados, o que Pochetino, iba a confirmar el enorme trabajo que construye gotita a gotita con su Tottemham Hostpur, sumado a la siempre sorpresa agradable que se prende entre los de arriba. Pero no, rápidamente Guardiola, se encargó de borrar toda esa fantasía que nos planteábamos al comienzo de la Premier, demostrando que cuando las condiciones son parejas para todos, la distancia con el resto de los estrategas, es de mínimamente de 15 puntos, en apenas 20 fechas transcurridas.

Por: Luis Salazar

Comentarios

comentarios