Suecia e Inglaterra, buscaban al tercer semifinalista de la Copa del Mundo, que gracias a la eliminación de los conjuntos de Sudamérica, prácticamente se ha transformado en una Euro, ya que el campeón y todos los puestos de avanzada, pertenecerán a cuadros de la Uefa.

Suecos e ingleses, animaron una primera parte, eminentemente de estudio. Suecia, con su clásico 4-4-2, mientras que el cuadro inglés, con el modelo táctico implementado por Southgate, en este campeonato del mundo, esto es un 3-5-2.

Hasta la primera media hora de juego, a decir verdad, no pasaba mucho, siendo controladas ambas ofensivas por los dispositivos defensivos, impuesto por ambas selecciones. Apenas un disparo de media distancia de Claesson, para los suecos, a los 12, que se fue por arriba del larguero, y uno del “ciudadano Kane”, a los 19, rasante, que se perdió por el vertical de derecho, cuando Olsen tenía bien controlada la pelota.

Decíamos que hasta la primera media hora, porque justo a los 30, se abre la cuenta. Como ha sido característico en este Mundial de Rusia 2018, la táctica fija, ha sido relevante a la hora de convertir en la portería rival.

En un partido cerrado, con las defensas imponiéndose a los ataques, llegó ese tiro de esquina, servido por Young, al corazón del área sueca, donde el zaguero inglés, Maguire le gana a su marcador Forsberg, y con un impecable golpe de cabeza, colocaba el primer gol del partido.

Un 1 a 0 a favor de los ingleses, que fortaleció a los de Gareth Southgate, que se vieron más sólidos, hasta el final de la primera etapa. Incluso con la posibilidad concreta de aumentar el marcador, a los 45+1, cuando Sterling se engolosina, y en vez de ceder el balón a Kane, que se encontraba mejor ubicado, decide terminar la maniobra el propio delantero del City, salvando Olsen, el segundo para Inglaterra.

La segunda fracción, se inició con la más clara para Suecia, cuando el cabezazo de Berg, al minuto del segundo tiempo, es salvado brillantemente por Pickford, que con su estirada sobre la derecha, salva lo que era la igualdad en el Samara Arena, cuando recién arrancaba la segunda mitad.

A los 58, Inglaterra se acerca a las semifinales que no disputaba desde Italia 90, cuando cayeron ante Alemania. Dele Alli, aprovecha el centro bombeado que cayó en el área chica sueca, enviado por Lingard, para conectar de cabeza, llamativamente libre, y decretar el 2 a 0, antes de los 15 del segundo tiempo.

A los 61, Suecia tiene el descuento, pero Pickford, está sensacional para tapar el remate de Claesson, cuando la mitad del Samara, ya coreaba el tanto sueco. A los 64, Maguire, tiene la sentencia, pero su volea la manda a la tribuna.

A los 70, Pickford, mete su tercera atajada de Ranking, para quitarle el gol a Berg. El meta del Everton, ha sido factor para sostener la ventaja de los del Reino Unido.

Por más que lo intentó el conjunto sueco, no pudo encontrar esa llave que la diera la esperanza de pelear por la prórroga, en los minutos finales, las ideas ya estaban gastadas. Es más, el cuadro vencedor estuvo más cerca de aumentar el marcador con los arranques de Lingard y Sterling, más la llegada de Dele Alli, y “el ciudadano Kane”, que en esta jornada no apareció.

El 2 a 0 final, decreta al tercer semifinalista de Rusia 2018, que no es otro que Inglaterra, que repite la actuación de Italia 90, y porque no, aspirar a realizar la hazaña de 1966, cuando se consagraron por única vez Campeones del Mundo, en el mundial de Fútbol que organizaron.

Suecia: Olsen; Augustinsson, Granqvist, Lindelof, Krafth (Jansson); Ekdal, Claesson, Larsson, Forsberg (Olsson); Toivonen (Guidetti) y Berg. DT.  Janne Anderson.

Inglaterra: Pickford; Walker, Maguire, Stones; Young, Henderson (Dier), Lingard, Alli (Delph), Trippier; Sterling (Rashford) y Kane. DT.  Gareth Southgate.

Goles: 30″ Maguire (Inglaterra), 58″ Alli (Inglaterra)

Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda)

Estadio: Samara Arena.

Comentarios

comentarios