Un sorpresivo anunció realizó el pasado domingo la actual campeona de peso super mosca de Chile, Daniela Asenjo. Luego de derrotar a la argentina Virginia Cárcamo, la joven valdiviana comunicó que estará peleando el título del mundo ante la argentina Debora Dionicius el próximo 18 de mayo.

Esta es una oportunidad tremenda para Asenjo quien hace un par de temporadas pensó en dejar el boxeo debido a la falta de apoyos. Hoy esa opinión ha cambiado radicalmente y hasta la municipalidad de Valdivia se ha sumado para sacar adelante su carrera.

Psicopedagoga de profesión, dejó de lado su trabajo en un colegio de la ciudad de Valdivia para dedicarse cien por ciento a su pasión el boxeo, deporte que hoy la tiene a las puertas de transformarse en la segunda chilena campeona mundial luego de Carolina “Krespita” Rodríguez.

Fue sorpresivo el anuncio de que pelearías por el título del mundo ¿Cómo se gestó esta oportunidad?

Si, estabamos en conversaciones acá como hace un mes y medio, ya sabíamos lo de la pelea, pero como teníamos agendada primero la fecha con Virginia decidimos hacer el anuncio luego de ese combate.

Entonces esto no fue sorpresivo para ti, la preparación que hiciste para la pelea con Virginia fue pensando en el desafío por el título.

Si, la verdad es que venimos trabajando hace un mes y medio enfocada en lo que será la pelea con Debora.

¿Cómo estás para este desafío tan importante que se te presenta?

Cuando Alejandro (su entrenador) me comentó que el promotor lo había contactado la verdad lo primero que dijimos fue que “¡vamos!”, independiente que fuera una rival muy experimentada, porque creemos que tenemos el potencial de hacer algo interesante. Cuando decidí dejar mi trabajo fue para entrenar bien y dedicarme al 100%, confío en que lo podré hacer, las oportunidades son para tomarlas, no puedo estar toda mi vida esperando a que llegue el momento perfecto, así que el momento es ahora y hay que darle con todo. Me voy a Cordoba a entrenar con César Coronel y a prepararme de la mejor forma para la pelea.

En Argentina me imagino te enfocarás en el trabajo de sparring que es algo que siempre cuesta realizar en Chile.

Claro, acá no tengo muchas rivales para hacer sparring más allá de mis compañeras o compañeros hombres, entonces hacer estar allá me dará también el incentivo anímico para llegar de la mejor forma a la pelea. Estoy muy contenta, estoy con todas las ganas y el empuje para traerme el título.

¿Cómo se derrota a una rival como Debora Dionicius?

Primero, siento que mentalmente estoy muy fuerte, soy una boxeadora que cree mucho en mis capacidades y si bien es una gran boxeadora ya hemos visto algunas estrategias para poder ganarle. Hemos tenido rivales en común y eso me da un poco de seguridad, sé cuáles son mis fortalezas y cuáles mis debilidades.

Tuviste un fin de año 2017 no muy agradable, pero este primer semestre ha sido todo lo contrario ¿Cómo estás viviendo este momento de tu carrera?

Estoy muy contenta, la verdad estamos tratando de hacer un trabajo muy serio y responsble y como deportista siempre trato de proyectar esa imagen, la verdad la gente es muy cariñosa conmigo y trato de retribuir eso de la mejor forma. Siempre voy a subir con una mentalidad ganadora, es una rival compleja, pero no hay combate perdido hasta que suena la última campana, daré lo mejor de mí sobre el cuadrilatero.

¿Completarás tu entrenamiento allá o regresarás a Chile antes de la pelea?

Voy a estar cinco días entrenando en doble y triple jornada y la última semana de preparación la haré en Chile. Quiero agradecer en ese sentido a la municipalidad de Valdivia que me financió el viaje para prepararme de la mejor forma.

Comentarios

comentarios