Pese a no llegar a las instancias finales del W25 de Daytona Beach, para Daniela Seguel esta semana fue muy provechosa y deja una sensación que el 2020 podría darle muchas satisfacciones, tanto en singles como en dobles.

La nacional en los cuartos de final de la competencia individual, donde es 262 de la WTA perdió en dos sets ante la belga Marie Benoit (290°), por 6-4 y 6.1, siendo el primer set clave pues llegó a estar 4-2 arriba, pero no pudo cerrar la manga.

Un par de horas después en dobles, Seguel (362 en la WTA) junto a la española Guiomar Maristeny Zuleta de Reales (391°) cayeron en las semifinales ante la argentina Paula Ormaechea (364°) y la india Prarthana Thombare (349°), por 6-7(5), 7-5 y súper tie break de 10-1

Ahora el camino de la chilena llevara sus pasos al W25 de Vero Beach en La Florida, siempre en Estados Unidos, sobre arcilla y con 25 mil dólares en premios, donde debutaría el martes, pues figura como la sexta sembrada del torneo, señalando que también está inscrita pero debe jugar la qualy, que comienza este lunes, la chilena Bárbara Gatica.