Para los amantes del deporte olímpico, a saber a 10 meses del evento de Tokio 2020..

El logo

El logo oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, está teniendo una vida muy agitada, a poco más de 10 meses de la gala inaugural que se celebrará en la capital japonesa. Además de haber sido elegido de rebote, tras las acusaciones de plagio de su predecesor, al diseño de Asao Tokolo le ha salido un impostor en redes sociales.

Un mensaje en Twitter del escritor y publicista estadounidense Ben Kay incitó a la confusión. El 26 de junio compartía un diseño que denominaba como el logo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que le parecía «una belleza».

Al día siguiente rectificaba y contaba que esa imagen no correspondía al logo oficial, sino a la propuesta personal del diseñador Daren Newman. Pero su primer tuit se ha compartido más de 15.000 veces y ha logrado 60.000 «me gusta» en sus primeros cinco días de publicación.

Las reacciones positivas no han dejado de aparecer en redes sociales desde que se popularizó el falso icono. «Simple perfección», «no sé quiénes han diseñado el logo, pero merecen un aumento de sueldo», «hipnotizado con el logo olímpico», se puede leer en Twitter. Lo que no sabían los autores de estos mensajes es que solo podrán ver este diseño si se compran una camiseta con él.

En abril de 2016 se anunció la propuesta de Asao Tokolo como la ganadora para los logos oficiales para los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos del 2020. Lleva por título Emblema a cuadros armonizado. Pero este logo no fue el primer seleccionado. El ganador inicial de la convocatoria fue Kenjiro Sano, en el 2015 aunque su propuesta fue descalificada meses después por haberse inspirado en imágenes recopiladas en Internet, como el propio diseñador admitió. Eso hizo que varias de las ideas que incluía en su logo fueran consideradas copias de campañas de diseño previas, explicaba la revista Wired en 2015.

Este es el logo que muchos pensaron era el oficial.