El sensacional Campeón Mundial Pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el estadounidense Deontay «Bombardero de Bronce» Wilder, expuso por novena ocasión su corona, al noquear de forma espectacular en el primer round, con una potentísima derecha al rostro, a su compatriota Dominic Breazeale, en el combate estelar de una cartelera que fue organizada este sábado por la noche, en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

Wilders sólo necesitó de 2:17 minutos para acabar con Breazeale, a quien ya había puesto en malas condiciones en el inicio del round.

Wilder descargó potentes combinaciones que estremecieron a Breazeale, mandándolo a la lona y con la posibilidad de una caída. Pero en medio del vendabal, el retador respondió con una serie de golpes que hicieron retroceder a Wilder, quien se quedó de golpes en la parte posterior de la cabeza.

Sin embargo, Wilder logró reorganizarse, y luego se fue con todo sobre Breazeale, conectando una combinación de manos, coronada con esa espectacular derecha al mentón, que mandó a la lona al retador, de forma espectacular. El réferi Harvey Dock contó hasta diez y se terminó todo por la vía rápida.

Sin duda alguna, Breazeale no tenía cómo recuperarse, y la victoria del «Bombardero de Bronce» fue contundente, algo que pudo conseguir en diciembre pasado, cuando empató con el inglés Tyson Fury, en una emotivada pelea realizada en Los Ángeles.

Con esta contundente victoria, Wilder mejoró su record a 41-0-1, con 40 nocauts, mientras que Breazeale dejó su palmaré en 20-2, 18 nocauts. De paso, Wilder logró la novena defensa de su corona, para empatar con grandes campeones como Mike Tyson, Muhammad Ali y Lennox Lewis. En comparación, el campeón unificado Anthony Joshua necesitó de siete rounds para noquear a Breazeale.

Ya no quedan demasiados nombres en el camino de uno de los dos máximos exponentes de los pesados. Su futuro exige una revancha contra Fury o la pelea más esperada por los amantes del boxeo, frente a Anthony Joshua.

«Esa pelea se va a dar. Ninguna puerta está cerrada. Todos los equipos están hablando. Acá hay mucha gente involucrada. Es necesario que mi equipo y su equipo se sienten y resuelvan todo. Que logren que la pelea se dé para los aficionados. Esa pelea va a pasar. Las peleas importantes se van a dar. Todos nos vamos a beneficiar, no solamente nosotros», sentenció Wilder desde arriba del cuadrilátero tras su éxito cuando lo consultaron por la posibilidad de concretar un enfrentamiento ante Joshua.

El pugilista de Reino Unido a los 29 años ostenta las coronas mundiales de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Sólo le falta una: la del Consejo que pertenece a Wilder para ser el rey absoluto.

Por lo pronto, el próximo 1 de junio hará su debut oficial en Estados Unidos: peleará en el Madison Square Garden ante el norteamericano Andy Ruiz Jr., quien debió reemplazar de urgencia a Jarrell Miller, suspendido a fines de abril a seis meses sin pelear por doping.