Llegó el momento de ponernos en forma para el verano, sabemos que debemos hacer Deportes, pero no tenemos el hábito y a veces la flojera nos gana. Sin embargo, en este artículo, la ex atleta británica y Directora de Educación Física de Herbalife Nutrition,Samantha Clayton, nos comparte una idea que puede motivarte a incorporar el ejercicio en tu vida: formar parte de un grupo de entrenamiento.

Unir fuerzas con personas que comparten metas similares de salud y condición física puede ayudarte de muchas maneras. Si quieres permanecer en forma el resto de tu vida y no solo por un par de semanas, un enfoque de equipo en el gimnasio o al aire libre puede ser un recurso invaluable. Formar parte de un grupo te ayudará en esos días que sientas ganas de renunciar. Tu grupo o compañero de entrenamiento te brindará apoyo y hará que te sientas obligado a esforzarte a la hora de hacer ejercicio. ¡Eso es sin mencionar que el ejercitarte con otros puede ser muchísimo más divertido que hacerlo por ti solo!, comenta Clayton.

La deportista afirma-en su experiencia como atleta y madre de cuatro niños- que nada es mejor que unirte a un grupo. “Dicen que criar un niño es trabajo de muchos. Así que te puedes imaginar que durante los primeros dos años de criar a mis trillizos, mi ejército de amigos y familiares me ayudaron mucho para mantenerme a flote. Nada es mejor que un grupo de personas que te motive a mejorar. Es por eso que algunos estudios indican que las personas pierden peso con más rapidez (y mantienen su nuevo peso con más facilidad) cuando reciben la ayuda de un amigo o un ser querido”.

Entonces, ¿por qué nos hacemos las cosas más difíciles a la hora de ejercitarnos y mantenernos en forma? Esto se puede atribuir a varios factores. Se nos enseña desde pequeños a que seamos lo más autosuficientes e independientes posible. A veces pensamos que nuestro recorrido para obtener un mejor estado físico es extremadamente personal, así que se nos hace difícil abrirnos y dejar que otros nos acompañen en ese proceso.

“Bueno, ¡deshazte ya de esos pensamientos! Aunque es importante que nos mantengamos motivados, disciplinados y diligentes, también es importante que nos enfoquemos en nuestro estado físico el resto de nuestras vidas. Y si tus amigos y familiares son parte de tu vida, ¿por qué no hacerlos parte de tu grupo de ejercicio?”

Aquí, la Directora de Educación Física de Herbalife Nutrition,nos comparte sus consejos para ser un gran compañero a la hora de practicar actividad física en grupo: Escoge una meta de acondicionamiento físico: Este es el paso más importante en tu recorrido para ser más saludable y activo. Si no sabes exactamente lo que quieres lograr, ¿cómo piensas comenzar? ¡Escribe una lista de metas específicas y ponte a trabajar!

Encuentra un grupo de entrenamiento o crea uno: En un mundo perfecto, te encontrarías inmediatamente con un grupo que compartiera tus metas de acondicionamiento físico, tu capacidad y tu disponibilidad. En el mundo real, puede que las cosas no sean así de simples. Tu grupo puede incluir desde dos personas a cientos, pero debes escoger a uno que encaje con tus horarios. Busca entre como compañeros de trabajo, gimnasio, teams de entrenamientos o entre familiares y amigos.

Ofrece más de lo que esperas recibir: Puede que te unas a un grupo porque necesitas ayuda, pero si te unes a un grupo de entrenamiento y te esfuerzas un 100% para ayudar a tus compañeros, te beneficiarás enormemente. Ofrece tus destrezas, y siempre da una mano cuando tu equipo necesite apoyo.

Sé organizado y puntual: Si tu grupo de entrenamiento se encuentra a una hora específica, muéstrale respeto siendo puntual y llevando todo lo que necesitas para participar. No hay nada peor que cuando te quedas esperando a un compañero para salir a correr, y luego ves que se le olvidaron sus zapatillas. Si quieres resultados, el ser dedicado y responsable son cualidades muy importantes.

Mantén una actitud positiva: Siempre muestra una actitud positiva. Sí, puede que tengas frío o estés cansado, y tal vez preferirías quedarte descansando, pero no dejes que eso afecte a tus compañeros. Las personas se alimentan de tu energía. Cuando eres positivo, aumentas la posibilidad de que tu equipo también se muestre positivo, lo cual es esencial para que se diviertan. Comprométete a crear un ambiente divertido y saludable para tus compañeros.

Establece recompensas: Invéntate algunas maneras divertidas de recompensarte a ti mismo y a tus compañeros por su arduo trabajo. Sí, mejorar tu salud y estado físico es la mejor recompensa, pero un regalito o una salida en grupo mensual te ayudarán a mantenerte motivado y a trabajar duro.

Escucha a tu grupo: Un buen trabajador en equipo sabe cuándo hablar y cuándo escuchar. Si te comprometes a mantenerte presente en el momento con tu grupo de entrenamiento, puede que aprendas algo nuevo y que crees amistades duraderas.

Fuente: Paulina Millas B

Comentarios

comentarios