Dinamarca destrozó su propio récord del mundo en la final de la persecución masculina por equipos de ciclismo en pista para ganar la medalla de oro en la cita universal de Berlín.

La cuarteta formada por Lasse Norman Hansen, Julius Johansen, Frederik Rodenberg Madsen y Rasmus Pedersen estampó 3 minutos, 44 segundos y 672 milésimas para ser una apuesta segura rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Los europeos llegarán a la cita de los cinco anillos, prevista del 24 de julio al 9 de agosto, como los grandes favoritos de la especialidad, después de doblegar a las escuadras de Nueva Zelanda e Italia, dueñas de las medallas de plata y bronce respectivamente.

En total, los daneses computaron tres records en las distintas fases de la prueba, tras mejorar el crono mundial en dos ocasiones el miércoles, dejándolo en 3.46, 203 minutos antes de la ronda final.